Dia 3 – Flat Lands

22 de abril. Día 3.

Pronostican mejores condiciones, con techos a 3000, y térmicas por todas partes.

Proponen un triángulo de 113 km prácticamente idéntico al del primer día.

 

El tow me toca tras un trike, dirigido por una mujer. Subimos lentamente, pero sin muchos inconvenientes, e incluso, debido al lento ascenso del trike, terminé soltándome a tres kilómetros del despegue, bastante solo, en una buena térmica para mi solito, en la que me pude cuadrar en el arnés cómodamente, tomándome todo mi tiempo.

 

Salgo con un par de pilotos, para empezar a posicionarnos en el start de 8 km, uno de ellos es Jonny Durand. A sólo 3 km del start, todavía faltan más de 30 minutos, entonces los dejo ir, y me devuelvo a reubicarme en un buen lugar de espera, cuidándome que el viento no me derive fuera del círculo de salida.

 

Veo cómo varios pilotos se salen anticipadamente del start y forman un gran grupo que empieza a tomar altura. Llega la hora de salida, y estoy en buena posición. Decido tomarlo, aunque podría estar unos cientos de metros más alto si espero el segundo tiempo, sin embargo, creo poder aprovecharme del coeficiente de liderazgo y luego, ayudarme con los pilotos más rápidos que me alcancen. Al principio, incluso yego a lidear por unos momentos el grupo, pero luego de marcar la primera baliza, el planeo no me estaba favoreciendo. Me quedé atorado en la mitad del camino, tratando de pasar un pantano. Otro piloto que me alcanzó, estuvo girando conmigo, y luego de que nos hicimos señas de pánico y de ayuda mutua, nos lanzamos a un arado donde se elevaban tres dust devils. A 200 mts del suelo, los dust devils no nos hicieron coscuillas, y mi co-equipero trató de seguir un ave pequeña, que lo llevó al suelo, mientras yo me sostenía en turbulencia, hasta que pesqué una tímida térmica que solo me dejó a 800 mts del suelo, pero suficiente para atravesar el pantano con otro piloto (creo que era Linda Salamone) donde logramos reiniciarnos con 1800 mts de altura (1300 sobre el suelo). Mientras tanto traté de no contar las alas que me asaban sobre la cabeza.

 

Cuando nos disponíamos a arrancar, a 15 km de la segunda baliza, nos alcanza Jonny, que tomó el segundo start, y aparece de la nada Jeff Obrien. Emoezamos una carrera de planeos, y trato de mantenerme tras Jonny, pero mi carga alar no parece compenzarse con la cometa. Pierdo cerca de 500 mts de distancia contra Jonny, quien se desvía hacia una térmica débil. Yo decido continuar hacia la baliza y la marco primero, mientras Jonny y Jeff me respiran en la nuca, ligeramente por encima. El regreso hacia gol parece desalentador. El dia parece mas frio y el viento de 13 km de frente no sirve de consuelo. No obstante, el aire resulta estar buoyante, y moviéndonos a 50km/h sobre el suelo, nos acercamos lentamente al gol. Pasamos una térmica suave, que no me convence, y me sigo hacia unos arados 5 km delante, de los cuales se han despegado varios dust devils en los últimos minutos. Jonny y Jeff se detienen. Me conecto con u ala rígida sobre lo que era una buena opción, y terminamis derivando hacia el lado contrario en un cero. El ala rígida tira la toalla y arranca, 19km hacia la meta, con solo 400 mts sobre el suelo. A un kilómetro a la izquierda de la ruta, veo a Glen Volk marcando la que sería la mejor térmica del día, y me dirijo a seguirlo, 300 mts por debajo.

 

No me doy cuenta cuándo arranca, pero permanezco en la térmica, hasta que el computador me dice 500 por encima y 200 a mccready 2. Me decido e inicio un lento planeo de 19 km que finalmente me deja en la meta de tercero o cuarto, pero con el primer tiempo de salida. Minutos mas tarde llega Jonny y otros dos pilotos, que me bajan de posición, al tener un mejor tiempo de salida. Solo 7 pilotos completamos el recorrido.

 

Luego, simplemente queda sentarse bajo la cometa, en una manga suave, a conversar con Trish y Rob Kells (Willswing) y disfrutar del momento, para cerrar el día con un hidromasaje en el jacuzzi, y una ensalada con queso azul.

 

Aprovecho que tengo el computador de vuelo para un poco de estadística.

El día 1, para un triángulo de poco mas de 100 km, estuve en vuelo 2:51:51

El día 2, para un cuadrado de 130 km, de los cuales solo completé 76 km, estuve luchando 4:34:16.

El día 3, para un triángulo de 113 km, tuve que volar durante 4:49:26 (alrededor de 3:35 en carrera).

 

Volk GlenRob Kells

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s