Dia 4 – Santa Cruz Flat Lands

23 de Abril. Día 4. Pronóstico de condiciones fuertes pero vientos de 30 km/h. Una prueba de 94 km, con un trayecto cruzad de cola, y una pata de perro de 35 km contra el viento. Me toca abortar el tow a 100 mts de altura porque entramos en una térmica turbulenta que me saca del eje del trike. 10 minutos mas tarde, y luego de luchar un poco aterrizo para un redespegue. Esta vez, detrás de un dragonfly que en segundos me deja a 500 mts de altura. Subimos lentamente al principio, pero luego es un paseo hasta 2800 mts. En el primer start estoy a 2600 y decido jugármela en el segundo, lo que resulta salir bien, porque termino saliendo a 2800.


En el primer trayecto, volando conservador, no creo haber desaprovechado una sola térmica, aunque me encontraba con altura de sobra para hacer un planeo largo. Voy a buen ritmo, e incluso creo haber llegado entre los primeros a la baliza que nos ubicaba a 35 km de 30km/h de viento de frente hasta la meta. Aunque me encontraba en buena posición, pronto perdí toda la ventaja, y un importante y numeroso grupo de pilotos me pasaba inmisericordiosamente. El viento estaba haciendo de las suyas con mi reducida carga alar, y mis planeos eran irrisorios, llegando a promediar una relación de 6:1.

Terminé tirando la toalla a 10 km de la meta y simplemente decidí que ya no era correr, sino llegar. Dejé escapar al piloto que me acompañaba, y tomé una térmica extra durante tres o cuatro giros, que me aseguraron un 5:1. Finalmente llegué a la meta de penúltimo. No creo que haya logrado recuperar ni siquiera los 15 minutos en que pude aventajar a los que tomaron el primer tiempo.

 

Al menos llegué a la meta. Esperemos que no bajemos muchas posiciones, pero definitivamente los que estaban delante, ahora están bastante mas lejos.

 

Acabo de conseguir 10kg de lastre, y mañana voy a usar al menos 8kg para tratar de mejorar un poco los planeos a alta velocidad.

El comentario general es que va a mejorar el planeo e incluso el ascenso y el manejo será mucho mejor. Luego reporto al respecto.

 

Entre otras, les cuento un poco sobre el sitio de vuelo. El aire es increiblemente seco. No creo que la humedad relativa supere el 20%, y eso es bastante menos de lo que los paises tropicales estamos acostumbrados a tolerar. La piel primero se pone muy suave, en la medida e que pierde humedad, pero prácticamente al segundo día, los labios ya están completamente reventados. Como la humedad es tan baja, el aire no es capaz de almacenat energía térmica, entonces se calienta y se enfría con much rapidez. En la noche la temperatura puede bajar a los 15 grados. En la prueba 4, que alcanzamos alturas de 3100 mts, la temperatura a esa altura estaba por debajo o muy cerca de los 10 grados, y el aire era bastante seco también. Al segundo día, noté qu mis talones estaban algo resecos. Hoy ya me cuesta caminar, pues a pesar de que me pongo crema humectante todo el tiempo, se secaron tanto que se partió la piel y se me produjeron dos o tres cortes profundos de la piel, que duelen bastante al apoyarlos.

 

De momento, ya estoy con el segundo juego de labios. El primero se cayó por completo. Aquí todos estamos como con los labios pintados, todos rojitos en carne viva.

 

24 de abril. Eligen una prueba de 86 km o algo así, con viento cruzado. Despegan las alas rígidas, y no están trepando casi nada. El viento es fuerte en la pista. Llaman al comité de seguridad, en el que al parecer me encuentro. Yo obviamente, como siempre estoy muerto de miedo de despegar, y el viento, los dust devils por todo el despegue, la turbulencia y las bajas altitudes que están alcanzando los pilotos de las alas rígidas no ayudan para nada a la ansiedad, que fácilmente parcializa la decisión sobre cancelar o no el día. Finalmente nos convencemos que las condiciones marginales de seguridad no garantizarían que los pilotos tengan un despegue sano. Se cancela el día todos llevamos las cometas de vuelta hasta la piscina. No hay mucho más que decir del día.
En la piscina, tuve la oportunidad de conversar un rato con Jeff Shapiro sobre mis planeos, y me comentó que definitivamente podría mejorarlos bajando un poco los tipwands. Adicionalmente corroboré con Rob Kells, que me asegura que la próxima vez que vuele, la nueva configuración de los tips y los 8 kg de lastre van a sentirse en ascenso y en planeo. Esperemos que sea cierto. Ya informaré al respecto.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s