Resumen e ideas sobre lo que fue Roldanillo 2008

Lo que es la ley de Murphy.  Justo termina el campeonato nacional y empieza un verano histórico. Apenas llevamos una semana pero por lo menos en Medellín no ha caído una sola gota, con techos altísimos, días calientes, vientos fuertes de "Agosto", cúmulos clásicos perfectamente distribuídos, en fin.
 
Como todo piloto de ala delta que se respete, una semana después todavía estoy pensando en los vuelos, reviviéndolos una y otra vez en mi cabeza (en parte, porque he estado editando el video del campeonato que acabo de publicar en Youtube).
 
Las primeras preguntas que todos nos hacemos básicamente se resumen en "qué hubiese pasado si…", y aquí caben todas las variables. Si X no llega a la meta, si X llega a la meta, si tomo ese inicio en lugar del otro, si salto de línea hacia los cúmulos del valle, etc. Obviamente hay situaciones mas plausibles que otras, por tanto me he tomado la libertad de jugar a las suposiciones más generales, que creo ofrecerían interesantes análisis.
 
La primera tiene que ver no con cambiar los vuelos en sí, sino con "tolerar" los errores no de pilotaje sino de manejo del equipo. El primer gran error de esta naturaleza durante el campeonato fue el de Jorge García, quien en la última prueba hizo una espectacular meta luego de permanecer en vuelo por más de 3 horas en condiciones marginales, pero a quien el computador de vuelo le jugó la mala pasada de quedarse sin baterías.
Jorge vuela con un Flytec 5030, la primera familia de los computadores de vuelo de la unión estratégica entre Brauniger y Flytec.  Este computador además de las funciones de variómetro a las que todos estamos acostumbrados, también tiene un GPS incorporado que graba el vuelo y con el cual los pilotos validan sus recorridos y sus tiempos.  Pues resulta que los diseñadores del computador, viendo que el módulo del GPS consume notablemente más energía que cualquier otro módulo, decidieron implementar una función conforme a la cual cuando las baterías se agotan, el módulo de GPS se apaga y sigue operando sólo el módulo de variómetro. Jorge pensó que el equipo estaba funcionando mal cuando en el último planeo el computador no arrojaba números, ni alturas, ni nada por el estilo, y no se percató de que la señal de satélite estaba apagada y que las líneas indicadoras de carga de batería estaban bastante bajas. Igual, la última baliza quedó perfectamente marcada, y todos lo vimos llegar a la meta, e incluso lo filmamos. Era imposible pensar que no había hecho el vuelo. Sin embargo, era también inadecuado ponerle una hora de llegada cuando nadie se percató de qué horas eran cuando Jorge llegó.  Sólo de los registros de tiempo de las cámaras podíamos deducir aproximadamente la hora de llegada.
Le sugerí a Jorge que consultara con el director, e incluso le sugerí al director que estudiara la posibilidad, pero ninguno quizo pensar demasiado y simplemente su vuelo se validó hasta donde lo marcó su track.  Yo por mi parte le hubiese otorgado al menos la totalidad de la distancia, sin tiempo, pero en el reglamento no decía absolutamente nada de validaciones especiales de vuelos con testigos o cosas similares. No hubo nada que hacer.
 
Por tanto, la primera hipótesis es qué hubiese ocurrido si Jorge hubiese tenido las pilas cargadas, y la respuesta es que se hubiese robado el tercer puesto del evento, arrebatándoselo a Juan Guillermo Betancur, y hubiese quedado muy cerca de llevarse el segundo puesto.  Como consecuencia, el día hubiese aumentado su validez pero los demás puestos permanecerían igual.
 
La segunda gran hipótesis es Claudia, que aunque su "error" definitivamente no puede equipararse al de Jorge, pues no se trata de falta de prueba, sino de exceso de prueba, pues de demostró suficientemente con sus registros que en dos de los días su sentido de orientación femenino hizo de las suyas, pues se le perdieron las balizas y no fue capaz de navegar hacia donde le indicaba el equipo.
Revisando sus vuelos, nos encontramos con que los registros de altura y de recorridos no la hubiesen situado en una posición muy diferente de la que estuvo, e incluso si hubiese tomado las balizas sin perderse, no hubiera gastado tanta altura.  Asumiendo entonces que Claudia hubiera tomado la primera baliza en el cuarto día, en lugar de hacer un intento a 900 mts de distancia, y por tanto hubiera llegado a la meta, como efectivamente lo hizo, y que además hubiera tomado la primera baliza el sexto día (en lugar de volar a 60 metros de ella, a todo lo largo), hubiera quedado en el sexto puesto del campeonato nacional, superando a varias alas topless y a importantes pilotos, demostrando así todas sus capacidades reales.
 
Esperemos que esta sea la última vez en la que veamos a pilotos de alto rendimiento en Colombia, cometer este tipo de errores. (Obviamente yo cometí un error similar el año pasado que me costó el campeonato, al tomar una salida inexistente, 15 minutos antes de la primera salida)
 
Para los que se tomaron el tiempo de leer la carretica, aquí está el video del campeonato… y para los que no, aquí también está el video del campeonato…
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s