Flytec Race and Rally – Días 1 y 2.

Bueno, el blog de los días 0 y 1 lo escribí en el carro mientras Ani conducía hacia la siguiente estación del evento, entonces estaba adivinando y bien aburrido por no llegar a la meta…
Resulta que cuando llegamos al sitio de gps, mi vuelo no estuvo tan malo como pensé y sólo 2 pilotos habían logrado llegar a la meta, por lo que mi posición me dejó con el tercer puesto del día, en un día bastante devaluado en puntos.

Un impecable aguacero parecía no querer ceder siquiera un segundo, y todavía teníamos que armar la carpa. Los repuestos de la cometa los tenía Dustin, quien no tuvo problema en tranquilizarme diciéndome que estaban a mi disposición. Las buenas noticias nos llevaron a relajarnos, jugar un poco de tenis de mesa con Ani, hasta que finalmente, en una pequeña calma en la lluvia partimos a instalar la carpa.
Entonces empezaría una interesante y húmeda noche, en la que una segunda arremetida del aguacero, muy violenta, nos desarmó la carpa encima, con fuertes vientos que nos costaba contrarrestar. Nos entraba agua por todas partes, y terminé saliendo por el carro para parquearlo cortando el viento que nos estaba inundando, pero ya era demasiado tarde. Los sleepings estaban empapados y teníamos varios charcos al interior de la carpa. Logré dormir ligeramente, pero Ani paso muy mala noche y terminó por acomodarse en el carro alrededor de las 3 de la mañana.

Llega el lunes, y el sol sale temprano, pero los vientos también se mantienen algo fuertes. organizo a Gala, reparo el audífono del radio para tener comunicación con Ani, y la prueba es cancelada para evitar problemas de seguridad en el despegue porque las ráfagas de viento estaban bastante amenazadoras.

Decidimos entonces conducir hacia SeaWorld en compañía de Belinda (la esposa de Davis Straub), pero la entrada es supremamente costosa y la hora de cierre sólo nos daría 2 horas y media de visita, por lo que optamos por ir a cenar-almorzar cangrejo.

Es interesante como cambia la perspectiva cuando el resultado del vuelo me deja todavía con opciones dentro del campeonato. Sin embargo, las sugerencias siguen estando vigentes y tengo que concentrarme en corregir esos problemas.

Analizando un poco más me encontré con que el altímetro del computador de vuelo no lo calibré antes de despegar, y estaba 100 metros por encima del suelo, por lo que eso explica también el kilómetro que me faltó para llegar a la meta… Confié demasiado en el equipo sin haber ubicado la meta visualmente.

Mañana volaremos desde Quest Air.

Publicaré fotos mañana, si encuentro algo de tiempo.

uego de la buena noticia, y de relajarnos un rato con todos los pilotos dentro del salón de Quest Air

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s