Flyte Race and Rally – Día 4.

El día pinta bueno, con vientos más suaves. Deciden una prueba de 104 km hacia el sur, con algo de viento cruzado de 15-18 km/h. Nada que una cometa no pueda sortear.

Despego con Bob Baily, y justo sobre Quest empezamos a termalear todavía pegado del avioncito. Cinco giros más tarde gano velocidad y altura, y es hora de soltarse antes de reventar el fusible. Me libero con 600 mts sobre el suelo, pero en buen sitio, y lentamente empiezo a acomodarme.

Trato de cerrar el arnés pero hago un esfuerzo raro en la espalda y me aparece un lumbago que incluso me duele cuando respiro. Sin embargo trato de ignorarlo y entre suspiros y quejidos, continúo termaleando junto a varios pilotos.

Había decidido tomar el segundo start, para tener varios pilotos delante, pero cuando nos aproximábamos al primer start, me encontré en excelente posición, a 1200 mts de altura en un día que pronosticaba 1000 mts, y con todos los demás pilotos por debajo. El dolor en la espalda me impide esperar mucho mas, y Jonny está justo a mi lado. Pongo la geometría y le muestro que tengo intención de tomar el primer start. Arranco solo delante, marcando el paso, en una excelente línea, y sólo un piloto se digna a seguirme, pero en una línea más mala, y pronto está 200 mts debajo y cayendo, entonces aborta el glide y trata de buscar condiciones a sólo 3 km del start.

Yo continuo avanzando hacia lo que parece el mejor sitio para encontrar una térmica, y afortunadamente encuentro un buen núcleo, que unas cuantas aves locales me dibujan unos cuantos metros descentrados de donde yo empiezo a girar. Me acomodo y me recupero de 500 mts a 850 mts… Me siento con confianza, pero me doy cuenta que estoy completamente solo y que nadie me sigue. De repente la térmica me deja, y me toma por sorpresa sin haber preparado muy bien la siguiente movida. Arranco hacia una zona que parece prometedora, pero me encuentro con una terrible descendente que en menos de 1 km me deja de nuevo a 500 mts… Pronto me encuentro en modo supervivencia, y derivo algo fuera de la carretera sobre unos potreros grandes, pero no parecen estar funcionando. Logro mantenerme  a flote a 200 mts sobre el suelo, pero con una terrible deriva que me está alejando de la carretera y mi espalda me está molestando tanto que no quiero imaginar tener que caminar con el equipo 1 km para tratar de salir a la carretera… Trato de volver contra el viento, pero estoy demasiado bajo y decido que mejor aseguro el aterrizaje. Vuelo sólo 12 km de los 104.

Tengo tiempo de desarmar la cometa, antes de que el primer grupo de pilotos me sobrepase por encima. Varios pilotos logran la meta.

Lecciones:

1. En días suaves, o días azules, siempre es mejor estar acompañado.
2. Las pruebas largas no se ganan en el primer o segundo planeo. No tiene sentido dejar a todo el mundo atrás en el primer momento, porque se pone más dificil.
3. El techo esta supremamente bajo. Las alturas eran sólo 1000 mts, similares a las que encontramos en los peores días en roldanillo, en los que tomo todas las térmicas que puedo encontrar, y hago planeos cortos. Aquí me arriesgué con un primer planeo, que tengo que admitir que funcionó muy bien, pero luego, o se me perdió la térmica, o se acabó, porque quedé un poco bajo para ir a explorar por otra. Si tuviera dos o tres pilotos más conmigo, con seguridad hubiese sido más fácil esa primera parte. Realmente necesitaba alguien marcando núcleos distintos.

Hoy definitivamente quedo después del 40, y con seguridad voy a perder muchísimas posiciones en el campeonato. Todavía quedan tres días, y esperemos que funcionen mejor.

Estoy también con un "parche león" en la espalda, y con suerte, y algo de masajitos de Ani, nos sintamos más cómodos mañana.

En todo caso, Gala se comporta muy bien, y creo que está subiendo y cruzando como las que más lo hacen, a pesar de que todavía debo instalarle las puntas de las alas en carbono. En lo personal,  no creo que exista mucha diferencia en rendimiento entre el aluminio y el carbono en las puntas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Flyte Race and Rally – Día 4.

  1. Maria Cecilia dijo:

    bueno, ya mañana espeo que tu espalda no te juegue una mala pasada, y lo más seguro es que recuperes algo de posición, cuídate, mamá

  2. Mauricio dijo:

    fotos,fotos fotos,fotos,fotos,saludos mucha suerte.mauricio hoyos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s