Festival de Barbosa, pasado por agua

Ensayando un sistema para publicar las entradas de blog fuera de línea, aprovecho para comentar que el pasado puente tuvimos en Barbosa un festival aéreo organizado por Andrés Smith y el Club Airextremo.

Desafortunadamente el clima no estuvo de nuestro lado.

Sin embargo, logramos volar el domingo un interesante vuelo, en el que yo volé la Falcon 175 mientras Isaza volaba la Falcon 225, y las condiciones, aunque marginales, nos permitieron mantenernos a flote durante la primera parte del vuelo, hasta que se sobredesarrolló un cúmulonimbus que nos invadió desde el sur.

Cuando nos percatamos de que una base completamente negra se encontraba desarrollada cerca de 100 metros por debajo de nuestra altura, y nos empezaba a amenazar posándose sobre la Casita Roja, volamos a toda prisa hacia el aterrizadero.

Yo logré aterrizar justo cuando en la final el viento se invierte por completo, y termino haciendo un flare con 3 o 4 km/h de cola, unos metros pasados de la diana (me quedo con el tercer puesto del evento, que consistía en aterrizar en la diana).

Isaza, unos minutos detrás, a duras penas logra sortear el fuerte viento del cúmulo que aumentaba rápidamente.

Varios pilotos que nos seguían no tuvieron tanta suerte, y terminaron aterrizando fuera de Barbosa, hacia el norte, buscando un aire más tranquilo y más alejado de la fuerte turbulencia inducida por el cumulonimbus que empezaba a descargar.

Andrés Duque fue el más desafortunado, a pesar de que al fin de cuentas, parece ser un piloto con suerte. En su aproximación terminó comprometiéndose en un pequeño potrero que necesitaba de una aproximación muy justa.

Cuando enfrentó el viento, la fuerte turbulencia lo dejó comprometido contra una palmera de 6 metros de altura, contra la que se golpeó y tuvo que aferrarse como pudo.

La cometa finalmente giró sobre un ala y Andrés se soltó, cayendo sobre el ala de la cometa y destruyéndola en gran parte. (Quilla, ala, costillas, tela, puntas de ala, entre otros).

Sin embargo, salió relativamente ileso del incidente, sólo con golpes y contusiones en el cuerpo.

El lunes a pesar de que no estaba lloviendo, la humedad creó una nube eterna en el despegue, que terminó por deshacer nuestras espectativas de vuelo a las 3 pm. Sin embargo, Oscar Gomez y Campeche, que permanecieron pacientemente en el despegue, lograron hacer un pequeño vuelo en condiciones suaves, hasta Barbosa.

(Foto de archivo, despegando con Zuca en Matasanos)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s