Volando durante la PWC

Ver la copa mundial de parapentes en internet fue suficiente tortura para tener que armar paseo para Roldanillo, con los Dragcia, y Comander. Mike Glennon nos espero allá.

Llegamos el viernes a la última válida del evento, para estar armando en la Tulia pasadas las 11 am, mientras el cielo se llenaba de trapos de colores.

Despego a las 12 y los Dragcia se toman su tiempo (casi 30 minutos mas), por lo que me olvido por completo de ellos y entro en modo persecusión, tratando de averiguar cual era la prueba de los parapentes. Aunque tenemos algo de pistas sobre el recorrido, no sabemos con certeza los radios de las balizas, por lo que el vuelo resulta toda una aventura.
En mi primer planeo cruzo desde el basurero de Roldanillo, hasta la antena de Higueroncito, sosteniendo velocidades de 70km/h, para casi aterrizarme, al llegar con solo 300 mts a la térmica. Alcanzo al grupo colero, y puedo ver un gran grupo cruzando hacia el valle.
Los veo regresando hacia el sur prematuramente por lo que asumo que la baliza de Cartago tiene 20 km (resulta teniendo 22), la marco y vuelvo mi persecusión hacia El Molino.
Luego de dejar atrás varios grupos de parapentes viraríamos hacia Ricaurte, por lo que opto por separarme y volar hacia La Paila, pero de nuevo resulta ser la boya equivocada. Los punteros me aventajan mientras trato de sortear el paso por Roldanillo, rumbo a Obando.

Llegando a Obando, me detengo con un grupo pequeño de parapentes para esperarlos y verlos cruzar la meta, estando a un 12:1. Seguimos subiendo rápidamente y el plaaneo requerido llega a 8:1 pero ninguno arranca. Algo no está bien. 5:1, basenube, y el grupo avanza. Cuando me adelanto hasta Obando, no hay nadie en meta, entonces supongo que es mas lejos. Con 2000 metros veo llegar a los dos primeros a meta y arranco hacia Cartago, pero veo que hay un grupo hacia la derecha de la línea de vuelo, entonces cambio mi destino probable a Saragoza, donde viro y me encuentro otra vez solo. Los parapentes están girando 5 o 6 km antes, cerca de cruces. Regreso lentamente hasta la meta, donde ya hay mas de 40 parapentes. Gano altura y decido regresar a Roldanillo, aterrizando en La Ondina.

El registro del vuelo en la Bitácora:

http://xc.dhv.de/xc/modules/leonardo/index.php?name=leonardo&op=show_flight&flightID=220729

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s