Italia 2011 – 26 de Julio

El día comienza soleado. El pronóstico auspicia sobredesarrollos y posibilidades de lluvia. No obstante el comité de pruebas decide una prueba de 114 km.

Despego temprano, 1:20 antes del primer start, y empiezo lentamente a ubicarme en la línea de salida.

Faltando 50 minutos para la salida ya estoy bien ubicado, entonces sólo resta tratar de mantenerme allí. Lentamente el cielo se va saturando de alas, y parece que los 150 pilotos estamos todos en la línea del start.

Para las 1:30, con el primer start, iniciamos la carrera en una buena posición.

Sólo un par de pilotos nos aventajan, tres kilómetros a nuestra izquierda, por una mejor línea, y con 300 mts de altura adicionales.

La primera parte de la carrera (los primeros 50 km) son supremamente rápidos, manteniendo velocidades de crucero entre 80 y 85 km/h. Me mantengo con el grupo de punta, volando rápido y completamente concentrado.

Sin embargo, llegamos a una sección donde tenemos que atravesar un pequeño valle, pero el sol nos abandona detrás de un inmenso cirro. Nuestra velocidad disminuye a escasos 60 km/h.

En medio del valle, y con 50 km todavía por recorrer, me encuentro ala con ala, con Manfred Ruhmer, en la parte superior de una suave térmica, con cerca de 10 pilotos más debajo nuestro. Puedo ver a Alex Plonner y Cristian Ciech unos kilómetros mas a la derecha, por una línea de negras nubes, y Manfred me abandona en esa dirección, algo fuera de ruta. Estoy tentado a seguirlo, pero desisto y prefiero continuar avanzando con el resto del grupo.

Nuestra línea resulta algo lenta y vemos cómo Cristian y Alex marcan cómodamente la boya en el valle de Gubbio, mientras mi grupo lucha por mantenerse en vuelo. Lentamente nos empieza a dar alcance un grupo mas grande de pilotos, y en menos de lo que pensamos, estamos más de 60 pilotos, ala con ala, y hemos perdido toda la ventaja que habíamos logrado en la primera parte, mientras esperamos pacientemente a que el día nos de una última oportunidad.

Continúo avanzando, pues hay un frente de lluvia qeu amenaza peligrosamente con adentrarse en la ruta y terminar prematuramente la prueba.

Mientras espero penosamente en un pequeño núcleo, un grupo de 40 pilotos que están 3 o 4 km detrás tiene la suerte e estar justo donde empieza a romperse el cirro y a calentar el sol. Varios minutos más tarde reventaría una térmica en nuestro sitio de espera, pero es demasiado tarde, pues vemos como el grupo persecutor nos supera facilmente 200 mts por encima.

De allí, es un curioso planeo hacia la útima baliza, aprovechando unas condiciones convergentes positivas que básicamente nos mantienen flotando sin mucho esfuerzo, mientras simplemente navegamos las invisibles corrientes ascendentes.

5 km antes de la última baliza veo a Cristian y a Alex, los dos italianos que ganan el día, pasar rumbo a la meta, por lo que nos aventajan por 10 km. El computador de planeo arroja números negativos pero un grupo enorme de pilotos se mueve como una inmensa masa devorando los pocos kilómetros que faltan. Ya no hay mas movidas inteligentes, sólo resta aprovechar al máximo lo que hemos ganado hasta el momento.

Unos giros adicionales a 12 km de la meta me dejan en un 14:1, pero el buoyante aire y las condiciones indican que es suficiente. Empezamos una carrera desesperada hacia la meta, donde tengo la oportunidad de sostener 120 km/h durante un buen rato, y logro recuperar algunas posiciones que había perdido.

Termino llegando a la meta de 27, entre 95 pilotos que terminan el recorrido. El aterrizadero es todo un caos, con alas aproximando por todas partes y llegando de todos lados. Hay que estar completamente concentrados para entender los patrones de aproximación de todos los pilotos que están cerca, y tratar de no meterse en medio de su ruta… como sorteando obstáculos, terminamos cómodamente aterrizados en la meta, donde nos esperan Ani y Natalia.

Alejo Isaza también está allí, después de un corto vuelo. Sólo 4 minutos mas tarde llegaría Mike Glennon. Jorge y Siroco no tendrían tanta suerte, al no completar el recorrido, pero se deleitaron con un largo vuelo de más de 4 horas intensas en un campeonato mundial.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Italia 2011 – 26 de Julio

  1. Raul Larenas dijo:

    Felicitaciones Daniel, gracias por hacernos vivir las emociones del mundial con tus acertados comentarios, fotos y videos, quien como tu.

  2. ricky dijo:

    eso dani, yeahhhhh.
    mañana con todaaaaaa.

  3. Cathy S dijo:

    Dani, he seguido paso a paso tu pseudo-frustrado por el clima campeonato mundial desde la Burgoña (Francia), en donde tampoco hace buen tiempo. Esto del calentamiento climático nos tiene jodidos 😉 Vamos con toda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s