Estrenando Titiribí.

El sábado subimos con Juan Camilo Betancur a Matasanos, y allí armamos equipo con Corrales, Cango, Héctor Rivera, Gustavo Jimenez y Alonso.

Volamos hacia el sur y logramos alcanzar Santa Fe de Antioquia, a excepción de Hector Rivera, que aterrizaría en la manga del toro, y Alonso que aterrizaría en el peajito social.

El domingo tuve la suerte de no tener quórum para dictar la clase de ala delta, y pude robarme todo el fin de semana y dedicarlo a volar. De nuevo coordinando con Juan Camilo, acompañado de su novia y su hermano, y con Mauricio Hoyos y Miró, armamos patota para ir a conocer Titiribí. Héctor Corrales con Gustavo Jimenez nos llevan la delantera y llegarían al sitio 20 minutos antes que nosotros.

El despegue es agradable y con un excelente margen de altura (1860 mts sobre un rio Cáuca a 540 mts, para un desnivel de algo más de 1300 mts), distante a poco menos de 7 km del aterrizadero oficial, se convierte en un excelente candidato para los vuelos de escuela, pues el sitio de aterrizaje es muy denso (540 mts) y amplio, y el planeo largo permite corregir varios errores y experimentar con el ala para relajarse un poco.

El planeo requerido para llegar es de 5.2:1, lo que permite el uso de alas de escuela sin mucho riesgo.

El día no está muy bueno, y debido a que el despegue depende de viento térmico subiendo por la ladera, sentimos algo de viento meteorológico de cola antes de que se defina un pequeño ciclo.

Corrales abre el despegue, que ya lo conoce, y vira hacia el norte perdiendo altura, tratando de llegar a un pequeño filo que promete condiciones.

Lo secunda Campeche y de tercero salgo yo. Campeche vira también hacia el norte y logra pescar una térmica a 500 mts del despegue, mientras que yo prefiero probar suerte hacia el sur, donde también logro ganar altura. En rampa está Juan Camilo, seguido de Mauro, y despegan unos minutos después, sin problemas.

Corrales perdería altura y regresaría sin que lo veamos, hasta aterrizar prematuramente en el aterrizadero oficial. Juan Camilo lo reporta cuando se empieza a acercar al aterrizadero. Mauricio despega pero perdemos contacto de radio ya que yo me aventuro un poco al norte, tapándome por la montaña de Titiribí, en persecusión de Campeche.

Tardaría cerca de 20 km en darle alcance, pues está volando rápido y tomando decisiones rápidas, sin esperar mucho ni perder tiempo. Lo puedo ver unos 4 km delante pero no parece cometer errores que lo hagan bajar la velocidad, hasta que finalmente suelta una térmica un poco antes de tiempo para tratar de coger unas nubes al sur de Ebéjico, y no tiene suerte, entonces regresa un poco hacia el occidente donde finalmente lo intercepto con varios metros de ventaja.

De allí nos vamos juntos hasta Antioquia, sin muchos afanes, y reforzando altura cada vez que encontramos la oportunidad.

Durante el trayecto hay varias opciones de aterrizaje en caso de que uno se empiece a quedar sin altura. Sin embargo, el primer trayecto me parece que debe ser algo certero, pues el aterrizadero que le da tranquilidad a Campeche y a Corrales parece algo pequeño desde la perspectiva en que nos encontramos.

En todo caso, hay laderas sanas al occidente del rio, en las que se podría aterrizar para quedar cerca a la carretera.

El vuelo es algo complejo, pero el nivel de estres lo mantenemos muy bajo, pues ofrece alternativas que definitivamente son mejores que cruzar por Medellín.

Una vez llegamos a la zona de Antioquia, le insisto a Campeche que ganemos altura y sigamos paseando. Logramos marcar el puente de occidente, para obtener la marca de 6o km desde el despegue, y luego regresamos a seguir molestando un rato mientras los compañeros manejan desde Bolombolo hasta Antioquia.

Afortunadamente las condiciones nos permiten resistir hasta que llegan, para vernos aterrizar.

Trato de hacer un aterrizaje con sobrepaso, pero soy algo tímido en el zoom (el ascenso después de la rasante), y el giro de 180 grados para enfrentar de nuevo la pista no me queda tan bonito, pero bueno, es mi primer intento al cuento, y tendré que seguir practicándolo en Antioquia, cuando las condiciones son suaves.

El track del vuelo lo pueden analizar o descargar para ver en 3d en Google Earth, en el siguiente Link: http://paraglidingforum.com/leonardo/flight/557456

Adicionalmente tomé varias fotos en vuelo, que pueden ver para hacerse una idea del recorrido.

Album Titiribí

Es un vuelo interesante y haberlo compartido con Campeche fue muy divertido. La posibilidad de hacer el vuelo desde Matasanos no es tan descabellada ahora que he visto la zona y los posibles alternos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Estrenando Titiribí.

  1. zerosink dijo:

    Excelente vuelo y relato.

  2. siroco0120 dijo:

    Muy buen vuelo se ven las alturas que se pudo alcanzar durante el vuelo, muy buenas fotos. espero poderlos acompañar pronto.
    Un abrazo y felicitaciones a Héctor Corrales y a Gustavo Jimenez por abrir nuevos caminos tanto este vuelo hacia el norte, como el de La Pintada hacia el sur.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s