Conos de Planeo – Vizualizando vuelos más seguros

El vuelo libre o sin motor se puede apreciar como un arte de administración de energía.
Nuestros vuelos comienzan siempre con un poco de energía potencial (altura) que vamos a intercambiar por energía cinética (movimiento), y en el proceso probablemente explotaremos otras fuentes de energía que nos permitirán volar más lejos o más tiempo.

La forma como nuestros equipos consumen esa energía depende ineludiblemente del equipo y en menor grado, de cómo lo manejamos. Mientras más eficiente (avanzado) es nuestro equipo, más económico será a la hora de consumir energía.

Esta eficiencia está dada principalmente en el planeo, y aquí es donde podemos entrar en materia, y visualizar los conos de planeo.

Imaginemos los conos de planeo como el área de espacio alcanzable que se proyecta justo debajo de nuestra ala, conforme a la senda de planeo que logramos.

Cono de planeo

Con nuestro planeo, el cono proyectado nos permite visualizar todos los sitios en tierra a los que podemos llegar desde el lugar en que nos encontramos. Este análisis lo hacemos contínuamente y en forma prácticamente inconsciente, cuando estamos volando: “Desde aquí podemos llegar a esa térmica con las aves sobre el edificio, podemos volar más allá de los árboles hasta el potrero amarillo, e incluso alcanzar dos potreros más, uno debajo y otro detrás, pero no podemos llegar a la altura de las aves que están volando más adelante.

Nuestro cono, como es apenas lógico, depende de la altura a la que nos encontremos. Mientras más bajo, más cerrado será el cono y menores serán nuestras opciones.

Cono bajoAquí, aunque tenemos altura para llegar al potrero café en medio, probablemente no superaremos el edificio que hay antes, y no tenemos altura para llegar a la térmica marcada por las aves ni para pasar la línea de árboles detrás de nosotros.  Esto lleva a que nuestro vuelo se mantendrá entonces supeditado al espacio enmarcado dentro de ese cono, para asegurar que podemos aterrizar seguros en el terreno verde.

Ahora, lo interesante de los “conos de planeo” es que funcionan de maravilla en forma inversa, para planificar los vuelos de cross country y para evaluar el potencial de seguridad de cross country que ofrece un sitio específico. Entonces, si deseo analizar el potencial de cross country del escenario arriba propuesto, sin tener que estar volando y midiendo cerebralmente hasta dónde puedo llegar, simplemente analizamos simultáneamente todos los conos de planeo, en forma invertida, y a partir de los sitios adecuados para aterrizar:

 

Conos invertidos

De este análisis podemos comprender que el sitio de vuelo ofrece un enorme potencial de cross country, ya que podríamos volar en forma segura en toda el área roja, y sólo los pequeños triángulos que se forman por exclusión sobre el edificio y sobre la línea de árboles constituyen las áreas “no aptas” para volar en forma segura, pues en cualquier punto de estas áreas no podríamos llegar a ningún sitio de aterrizaje.

Adicionalmente el análisis de los conos invertidos nos permite llegar a una segunda apreciación, relacionado con la intersección de los triángulos, pues precisamente cuando nos encontremos volando en esta área más oscura, podemos “saltar” de zona, o “volar” hacia el siguiente aterrizadero. Es decir, el área de intersección es la que podemos denominar el “área de cross country”, pues precisamente es la que nos permite, en forma segura, alejarnos de un aterrizadero y volar hacia otro.

Area de crossObviamente los conos de planeo invertidos se proyectan en forma infinita hacia arriba. En mis dibujos me quedaron algo cortos, pero suficientes para ilustrar un poco las áreas seguras de vuelo y las áreas seguras de cross country. Ahora, si en gracia de discusión proyectáramos los triángulos hasta el infinito, las intersecciones entre ellos se vuelven más comunes, y nos encontramos con lo que llamaríamos el “área de super cross”, en donde si estamos en el lugar adecuado y a la altura adecuada, podremos alcanzar cualquiera de las zonas aterrizables de nuestro sitio.

Super Cross

Terminando con el análisis, podemos entonces predecir el potencial de cross country seguro de un sitio, llevándolo a cifras que puedan ser comparables entre sitios, si trazamos líneas de niveles mínimos, como en la siguiente gráfica:

Niveles

Este sitio nos indica que mientras estemos en el rango de altura del nivel 1, no debemos hacer cross country, pero mientras nos mantengamos volando en el rango de altura del nivel 2, podemos volar en forma segura hacia donde queramos.

Cómo convertir este análisis en información útil? Para ello, tenemos que definir cuál es el planeo seguro (cuál es nuestro cono de planeo personal) en el que estamos dispuestos a volar. Para el ejercicio y analizando las condiciones de vuelo específicas de Roldanillo (vientos suaves que no exceden de 15 km/h), y estimando mi ala de competencia, mi arnés y mi estilo (posición) de vuelo, me siento cómodo con un cono de planeo de 8:1.

Ahora, debemos estimar cuál es la separación promedio entre los posibles sitios de aterrizaje que encontramos en Roldanillo en una ruta de cross country sana, digamos, volando hacia Buga. Me atrevería a decir que encontraremos un sitio adecuado para aterrizar al menos cada 4 km cuando estamos volando cerca a la cordillera occidental.

Con estos dos elementos simplemente debemos dividir esa distancia (en metros) por el factor de planeo seguro que tenemos, esto es: 4000/8 = 500mts.

Entonces, la línea de vuelo seguro de Cross Country de Roldanillo, para mi ala, sería de 500mts de altura, es decir, mientras esté por encima de 500mts en Roldanillo estaríamos en el nivel 2 y podría estar haciendo cross country. Por debajo de 500 mts estaría en el nivel 1, en el que no sería recomendable avanzar.

Obviamente las variables son infinitas. Un poco de viento de frente desplaza los conos de planeo de forma que ya no son triángulos simétricos, y volar hacia el viento requiere mayores alturas de seguridad (menor planeo) que volar con el viento, pero el ejercicio mental sigue siendo interesante.

Así las cosas, uno de los elementos más representativos para determinar el potencial de cross country seguro de un sitio se reduce a mirar la distancia entre las zonas aterrizables.

Incluso el mismo sitio de Roldanillo ofrece un panorama completamente diferente si volamos por el valle, pues las opciones de aterrizajes se incrementan perfectamente hasta 2 o 3 km entre sitios, y de allí que sea sano desplazarse aún por debajo de 400 mts.

En fin… ahí les dejo para que piensen un poquito.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Conos de Planeo – Vizualizando vuelos más seguros

  1. Raul dijo:

    muy interesante Daniel, este ano fue excepcional roldanillo, volamos alturas nunca antes al menos lo que yo he volado en Rolda, manteniamos en 2 con unos conos de planeo muyyyy favorables

  2. Jelko dijo:

    Mestro
    quiero Volarrr.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s