Roldanillo – Día de la Madre

Tratando de escapar a la agobiante temporada de lluvias que nos mantiene en tierra, y aprovechando el puente del día de la madre, nos amangualamos 4 pilotos para escaparnos hacia Roldanillo a darle una oportunidad al clima.

Image

Carlos García, Mauricio Hoyos y Gustavo Jimenez, éste último que estaría conduciendo debido a una incapacidad temporal que lo tendrá en tierra un par de semanas, completan el equipo.

Héctor Corrales nos ofrece su casa en Roldanillo, y tratándose de 4 pilotos descomplicados, aceptamos con gusto la invitación.

Llueve toda la noche del viernes y la madrugada del sábado. Amanecemos en un techo bajo y un despegue completamente cubierto, por lo que nos tomamos todo el tiempo del mundo en organizarnos. Estaríamos subiendo al despegue para las 11:30. Para cuando se despeja el despegue, una lluvia torrencial un par de kilómetros hacia el occidente nos mantiene en la rampa con un fuerte viento de cola, hasta que finalmente cesa la lluvia.

Mauricio Hoyos comenzaría el juego, despegando en una agradable brisa de 5-6 km/h. Unos minutos más tarde Carlos y yo nos veríamos atormentados por un cero. Finalmente me aventuro cuando la tendencia de flujo de aire es al menos positiva, y con una sana carrera estoy suavemente en vuelo. Carlos me seguiría unos minutos después.

A pesar del tiempo muerto en el despegue, olvido probar la geometría antes de despegar, y como si Murphy lo hubiese notado, ésta se encuentra trabada. En mi transición hacia el norte hago un intento por liberarla pero no consigo abrir el cierre de la doble tela, que parece trabado por la presión de las riatas.

Mauricio está trepando en una suave térmica, con unos 150 metros sobre mi para cuando llego a la zona de aterrizaje designada, con precarios 200 mts sobre el terreno.  Primero logro mantenerme mientras un viento sur nos deriva hacia las primeras laderas de una estribación de la cordillera, pero la poca altura hace que cada giro sea casi un último giro hacia una larga final.

Me mantengo concentrado. Para entonces llegaría Carlos García con más de 50 metros sobre mí, mientras Mauricio se deleita con su posición dominante, paseándose sobre nuestras miserables posiciones.

Carlos decide abandonar la precaria ascendencia justo cuando empieza a dar frutos, y terminará aterrizando primero.

Logro centrar lo que parece un núcleo, pero no creo haber dado un giro completo en ascendencia. Mauricio está un poco más cerca, hasta que finalmente logro superarlo cuando para su gusto, la térmica se vuelve “regañona”.

En un día completamente estable y frio, sin un solo rayo de sol directo, logramos remontarnos a casi 1900 mts. Aprovecho entonces mi altura para hacer un nuevo intento a la geometría, mientras vuelo hacia el sur, al encuentro con un parapentista que parece estar subiendo en otro núcleo.

A pesar de lograr abrir la cremallera, no tengo suerte en destrabar la geometría, y como si fuera poco, cuando llego donde el parapente ya no hay ascendencia y éste me abandona en un planeo hacia la pista de Roldanillo. Yo trato de regresar, de nuevo debajo de Mauricio, pero ahora sería imposible siquiera mantener la altura. Lentamente, a pesar de todos mis esfuerzos por no dejarme humillar, y luego de casi una hora, termino aterrizado – si eso puede llamarse un aterrizaje – con un doble flare, unos minutos antes de que Mauricio cerrara el día que había abierto para nosotros.

En la noche Diego Ortiz nos invita a conocer su finca nueva, en la que tiene la intención de montar un interesante proyecto de vuelo libre al que denomina “Rancho Colibrí”. Algo escépticos decidimos acompañarlo para encontrarnos con un increíble lugar con mucho potencial para el proyecto.  Los mejores deseos para que logre sacar adelante su magnífica idea.

El domingo amanece con un techo bajo en la montaña, pero con bastante sol en el valle como para subirnos los ánimos.

Estamos en el despegue algo más temprano, esta vez acompañados por “Picacho”. Decidimos entrenar un poco, para lo que hacemos un Start, con una baliza en Obando y regresando Zarzal, para terminar junto a “Rancho Colibrí” en la Ondina.

Picacho se nos escapa primero bastante antes del start elegido. Esta vez Mauricio no lograría treparse en el despegue y volando algo desconcentrado terminaría aterrizando en el mismo sitio del sábado. Carlos García por su parte, logra tomar altura un par de kilómetros afuera del despegue, pero entraría en una desagradable y larga descendente rumbo al norte, que eventualmente terminaría aterrizándolo junto a Mauricio.

Yo  logro mantenerme en la parte alta de la montaña y luego de marcar el start, me lanzo a perseguir a Picacho, a quien finalmente intercepto pasando el despegue de Las Brisas, donde nos estancamos cerca de 20 minutos.

Con precarios 1900 metros terminamos cruzando antes de Higueroncito hacia el sur de la Victoria, donde unas nubes más saludables nos invitan. Será un planeo largo que deja a Picacho tan bajo que se ve obligado a abrir el arnés, mientras gira desesperadamente en un cero. Yo logro alargar un kilómetro más mi planeo, hasta las primeras colinas, y encuentro un sano núcleo que me deja de nuevo con 1900, pero con la base de las nubes 300 metros por encima.

Las lentas velocidades de ascenso hacen que permanezcamos mucho rato en una sola zona, y la Victoria se sombrea envuelta en un enorme cirro. Me empiezo a mover hacia el norte, rumbo a Obando, asegurándome toda la altura extra posible.

Picacho se recupera pero mi cometa es casi invisible a 5 km de distancia, y decide regresarse en un planeo hacia Rancho Colibrí (La Ondina).

Logro marcar Obando con más de 700 metros, pero todo se ve tan frío que inmediatamente me regreso en lo que sería mi último planeo hacia las colinas norte de la Victoria, donde aterrizaría en una agradable manga, con un perfecto flare, luego de 2h40 aproximadamente.

El lunes, día de retorno, ponemos de nuevo un start de 3 km para hacer el ejercicio, con dos tiempos. Carlos García estaría bien ubicado y se nos escapa en el primer start. Yo me quedo con Mauricio y Picacho esperando el segundo.

Picacho se nos escapa 2 minutos antes, y Mauricio y yo tomaríamos una buena salida, justo en basenube, con 7 u 8 segundos de retraso.

Acelero un poco y para el despegue de las Brisas logro atrapar a Carlos García. Para entonces esperamos un poco a Mauricio, y nos consolidamos en un agradable grupo de 4 pilotos, que arrancamos a cruzar el valle por el sur de la Victoria, prácticamente en la misma línea que el día anterior, pero una térmica intermedia nos permite reforzar la altura y pasar mucho más  alto.

Nos movemos alto lento pero nos mantenemos todos juntos, y aunque hay que esperar unos minutos en base nube a que todos estén acomodados, nuestro avance se siente sólido.

Gustavo Jimenez nos da múltiples reportes desde tierra, en donde nos sigue prácticamente debajo nuestro todo el tiempo.

De nuevo nos vemos atrapados por una gran sombra en la Victoria, pero escapamos rápidamente hacia el sol, rumbo norte, pero cuando estamos llegando a Obando, una segunda sombra tiene el avance confinado.

Carlos sugiere adentrarnos por el medio del valle donde todavía hay tres o cuatro pequeños rotos de sol, decisión que sería la más inteligente, ya que ofrecería las mejores opciones. No obstante, convencido de que las posibilidades de treparnos nuevamente serían muy bajas, prefiero mantenerme más cerca de la carretera para asegurar una ágil recogida, ya que nuestro vuelo parece estar llegando a su fin.

Efectivamente, quizás por mi conservadora decisión de seguir por la carretera, nuestro vuelo se ve condenado a un último planeo, en el que le sacamos el mayor rendimiento a nuestras alas, y terminamos 2 km al sur de Zaragoza, donde aterrizaría con un flare pobre y tarde que me dejaría muy poco elegante, de barrigas.

Durante el fin de semana probé la GOPRO en tres posiciones diferentes, y aunque no creo que amerite producir un video con las imágenes obtenidas, al menos trataré de sacar unos cuantos pantallazos para incorporarlos a esta entrada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s