Copa Iyomá – Día 3

Esta vez Campeche asume un papel activo en el proceso de elección de la prueba. Desde que vamos en el carro rumbo al despegue empieza a sugerir posibles opciones.

A pesar de las lluvias de la tarde del día anterior, el día amanece muy soleado y promete condiciones desde temprano.

En esta ocasión nos acompañarían Mike Glennon y “Buru”, quienes llegan desde Cali a disfrutar del último día del evento.

La prueba elegida, pensando en tener caras contentas, varios pilotos en meta, y un cierre de evento temprano para poder emprender el viaje de regreso a casa, se reduce a 45 km aproximadamente.

Tres starts a 3 km alrededor del despegue, a las 11:30, 11:45 y 12:00 nos llevan en dirección  sur hasta la antena de Bolivar, que se debe tomar con 400 mts, con el fin de mantener a los pilotos altos en esa zona. Luego regresamos hacia el norte hasta la clásica antena de Higuerón con 1 km, que nos lleva a lo largo de la montaña, para finalmente abrirnos 5 km hacia el valle hasta el sur de la Victoria, y hacer una última pierna hasta la bodega norte de Zarzal con 1 km antes de enfrentar los últimos 5 km hasta la pista de Roldanillo.

Advierto a los pilotos que es importante tratar de iniciar lo más pronto posible para evitar un sobredesarrollo y que la lluvia termine prematuramente el vuelo.

2013-07-01 11.18.23

El viento sopla con fuerza por la rampa norte y pronto estamos todos los pilotos con intenciones de salir parados en rampa. Estoy detrás de Juan Fernando Arango, y veo despegar a Alejandro Trujillo. Sin embargo varios parapentes parecen esforzarse por mantenerse en vuelo y solo uno está subiendo justo al frente del despegue, pero con una fuerte deriva debido al viento norte. Decido retirarme de la rampa y mirar un poco más.

Al parecer los pilotos que están detrás de mi (Alejo Hoyos y Mauricio) entienden el mensaje y se relajan.

Vemos a Juan Arango volando con los pies fuera del arnés, tratando de acomodarse. Luego nos enteraríamos de que la línea que cierra su arnés ha quedado atrapada con la bodega de la cola y no logra cerrarlo, situación suficiente para que su nivel de concentración disminuya y aterrice sólo superando la baliza de Bolivar.

Poco más de 5 minutos más tarde parece entrar un nuevo ciclo, por lo que vuelvo a la rampa delante de Alejo Hoyos y despegamos con un sano viento de frente.

El start de las 11:30 se nos escapa de las manos mientras hacemos los primeros giros, por lo que habrá que esparar 15 minutos más antes de movernos.

Para las 11:45 volamos hacia La Escuelita donde el radio de los 3 km es apenas justo, y con 3 minutos para re-acomodarnos tomamos una inconsistente térmica que nos pone a girar dentro y fuera de la línea de salida.

Pasa el reloj de las 11:45 y estamos unos 100 mts fuera del start derivando hacia el sur. Ampliamos el viraje para tomarlo disimuladamente mientras varios pilotos continuan desprevenidos del pequeño detalle. (Probablemente Mauricio Tovar y Gustavo Jimenez no se percatan de marcar ese nuevo start).

En basenube y a pesar de que hay un par de parapentes en Bolivar luchando por ascender, es hora de continuar. Mauricio Tovar saldría primero pero con unos pocos metros por encima de él no resisto la tentación de hacerle un sobrepaso a escasos 2 metros de su borde de ataque.

Paramos en una lenta y patética térmica tratando de ganar unos metros, pero luego de 8 minutos sólo ascendemos 80 metros. Mauricio se ha adelantado y está luchando debajo de la antena de Bolivar. Salgo a su alcance seguido de Mike, unos metros por debajo.

Bolivar nos recibe incipiente y Mike abandona un pobre ascenso. Yo aprovecho unos cuantos metros para aventuarme a regresar hacia el norte, pero sólo 300 metros más adelante me encuentro con un cerrado pero fuerte núcleo que me deja a 1950 mts. Me regreso aprovechando los pilotos que vienen en la cola como marcadores, y me encuentro con Carlos García en el mismo “incipiente” ascenso que en 8 minutos nos había regalado sólo 80 metros… lo abandono cuando Carlos hace lo suyo pero volando hacia el Sur. Me muevo cerca de un kilómetro más al norte, luchando contra un viento de frente (Norte) fuerte, y entonces atrapo un excelente ascenso, que me permite escaparme rápidamente de todo el grupo, que aun luchan por dejar la Antena de Bolivar.

Con 2200 mts me dispongo a cruzar el cordón de la Escuelita, rumbo al despegue, no sin antes pasar sobre Alejo Hoyos, quien está girando en la Escuelita, para probar suerte.

Llegando al brazo del despegue tengo la opción de volar justo debajo de la altura del despegue, hacia un parapente que asciende, o probar suerte mucho más abajo de los cables, debajo de otra nube donde un ala delta acaba de marcar un buen núcleo. Al final opto por el ala delta y me deja con un corto ascenso de sólo 240 metros hasta 1940 mts.

El piloto resulta ser “Buru” quien decide abortar el trayecto hasta Bolivar y me acompañaría de allí hacia el norte, para cerrar el circuito de la prueba.

Un salto hasta el Basurero bajo una densa nube nos deja ahora a 2200 mts y con algo de temor por el viento del pacífico, que parece marcarse en las térmicas, nos aventuramos a un planeo hasta las cruces, para conectar con una oscura calle de nubes.

Debido al viento de norte, los planeos resultan conservadores y cortos, con trayectos de poco más de 4 km entre térmicas.

En las Cruces logramos conectar con la calle de nubes y entre 2200 y 2300, en un ascenso continuado y cruzando a más de 85 km/h recorremos los siguientes 6 km, para luego, en el mismo planeo pero fuera del corredor, marcar la baliza de Higuerón y virar cruzando el valle al oriente, hasta marcar la baliza del sur de la Victoria, todavía con 550 mts sobre el terreno y luego de un planeo total de más de 15 km.

En la baliza de la Victoria una quema moribunda nos recibe con un tranquilo ascenso, derivando hacia Zarzal, por lo que no hay prisa en abandonarla. Con un planeo estimado de 11.5:1 para el gol, arranco hacia Zarzal, pero liderando cómodamente no puedo negarme a otros 200 metros de ascenso a 2 km de la baliza, que me ponen en un cómodo 8.5:1 hasta la meta.

Luego de 7.5 km de planeo cruzo la línea virtual de llegada con más de 400 mts para gastar, por lo que me relajo en un agradable ascenso de regreso a los 2200 mts, mientras busco otros pilotos en vuelo. Hago un trayecto contra el viento de 5 km, volando hacia el norte en medio del valle, mientras sigo el progreso de dos o tres alas que cruzan hacia Higueroncito por la cordillera. Cuando regreso al aeropuerto veo llegar a Gustavo Jimenez, quien se quedaría con el segundo puesto del día. Segundos mas tarde pasaría Buru varios cientos de metros sobre nosotros, y unos minutos más tarde Anibal García cerraría la meta del día.

2013-07-01 13.50.44

Mientras desarmamos en la pista podemos ver a Mike Glennon luchando en Zarzal, junto con un Parapente, por tratar de regresar los últimos 5 km hasta la pista, pero el fuerte viento del nor-oeste le corta su avance.

Minutos más tarde el mismo espectáculo nos brindaría Alejo Trujillo, quien como Mike, terminarían a dos o tres kilómetros de la línea de meta.

El parapente por su parte, haciendo uso de su increíble paciencia, se toma su tiempo en avanzar penosamente contra el fuerte viento, y luego de tomar dos térmicas en los últimos 5 km, pasará casi estático la línea virtual de meta, aterrizando suavemente a nuestro lado, en un turbulento viento.

Los resultados finales del evento nos recompensan con unos elaborados y lindos trofeos artesanales en madera y guadua. En la categoría Sport, Juan Camilo Marín se quedaría merecidamente con el primer puesto, habiendo superado incluso a varias alas topless y demostrando una vez más porqué es uno de los piloto revelación de Colombia. En el segundo lugar estaría Guillermo Balcázar y de tercero quedaría Alejandro Hoyos, llevándose su primer trofeo en el primer evento competitivo de su corta carrera como piloto. Habrá que seguirle el rastro también.

En la categoría general Alejandro Trujillo quedaría relegado al tercer lugar, al perder ese último día con Gustavo Jimenez, y a pesar de sus meritorios esfuerzos por rescatarse el último día. Gustavo por su parte se llevaría el segundo puesto y yo estaría más que satisfecho con un nuevo primer lugar en la Copa Iyomá, habiendo dado el 110% durante el fin de semana.

2013-07-01 16.07.33

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s