Nacional de Ala Delta – Colombia 2013 – Día 6

Un día que parece prometedor. Amanece bastante nublado pero con algo de sol en el valle que nos levanta el espíritu.

Se define una prueba de 60 km con un start tardío a las 11:45 y otro a las 12:00. Despegue de La Tulia con un start de salida de 3 km, Puente de La Victoria, Ingenio La Paila, Bodega de Zarzal y Colibrí.

Despego de primero, a las 11:35 aproximadamente, pero la base de la nube apenas está unos cuantos metros sobre el despegue. Me mantengo en la base de la nube mientras se empieza a mover un poco el despegue, pero 6 minutos antes del primer start decido moverme hasta la línea de salida, justo sobre el filo del basurero, 3 km al norte del despegue. Allí no me tardo en estar de nuevo basenube, y veo pasar el primer start, que decido no tomar solo, y opto por esperar el segundo start, para que se consolide el grupo en lo que parece un día difícil.

A las 12 en punto estamos basenube varios pilotos, volando erráticamente cuando llega la hora de tomar el start. Arranco delante mientras un par de pilotos desubicados se ven obligados a hacer un giro de 360 para poder tomar la salida.

Jorge García me da alcance por debajo, caminando muy agresivo a más de 70 km/h, con un techo que apenas alcanza los 2000 mts.  No resisto la sensación y acelero tras él en el primer planeo. Tomo la siguiente térmica y me remonto un poco más rápido que Jorge, pero decido frenarme un poco para esperar una mejor evolución del día, mientras empiezan a llegarnos varios pilotos por todos los lados.

Jorge arranca de nuevo unos cuantos metros debajo de mi, y aprovecho para mantenerme en la punta con él, atacando desde arriba.

Jorge se detiene un kilómetro antes del despegue de Las Brisas, y yo aprovecho mi altura adicional para pasarlo y avanzar hasta la térmica oficial del despegue viejo, “amparito”, ganándome unos pocos puntos de liderato, pero definitivamente sin intenciones de continuar presionando delante en un día que se está poniendo difícil.

Cuando me alcanza de nuevo el grupo, con Jorge García casi a nivel, decido avanzar en un largo planeo hasta Higueroncito, justo antes de cruzar el valle rumbo a la baliza del puente de La Victoria, pero con solo 1800 mts decido regresar en mis pasos, aun por debajo del grupo persecutor, buscando más altura y más evolución del día para cruzar.

Luego de esperar un buen rato, y cuando todo el grupo se encuentra consolidado con cerca de 8 cometas en punta, un buen ascenso me deja con 2200 mts, con los que decido cruzar el valle.

Jorge estará algo atrás para entonces, luego de caerse un poco durante la espera en Higueroncito.

Cruzaría seguido de cerca por Pipe Echeverri y Carlos Correa.

700 metros antes de la baliza del puente de La Victoria me detengo en un pequeño núcleo que Felipe decide ignorar, a pesar de que está un poco más de 100 metros debajo de mi, y Carlos Correa se detiene un poco más al norte a buscar algo de altura pacientemente, mientras vemos como Felipe toma la baliza y termina su vuelo en un planeo hacia el sur.

Me aventuro a tomar la baliza con poco más de 600 metros, y giro hacia las colinas, 45 grados fuera de la ruta al sur, decisión que me premia con una zona de ascendencia algo errática pero siempre positiva, en la que desordenadamente, sin nubes ni marcadores, voy subiendo hasta 2000 mts, mientras busco a todos los persecutores. Veo a Jorge García aterrizando en un cañahusal cerca al puente, veo a Trujillo aterrizando junto a Felipe Echeverri, y no logro ver a muchos pilotos más. Avanzo hacia el sur donde tomo un excelente ascenso al sur de la Victoria hasta casi 2200 metros, que me bastarían para hacer un largo planeo hacia Zarzal.  El computador me dice que tengo la baliza de La Paila justo en planeo, pero prefiero detenerme a buscar un nuevo ascenso en Zarzal, con la esperanza de que la fría zona se vea estimulada por las lluvias al este y sureste de la ruta y libere algunas térmicas más. No parece haber muchas posibilidades de regresar de La Paila, que está inmersa en una sombra muy cerca de un frente de lluvia.

Luego de varios minutos de paciencia la suerte me abandona y termino sanamente aterrizado en la salida sur de Zarzal, con solo 37 km en mi odómetro.

Sin embargo el difícil día no sólo me pasa factura a mi, sino a todos mis persecutores, dejando al más próximo, Campeche,  10 km de distancia detrás de mi, por lo que me quedaré con el primer puesto del día.

Campeche (Gustavo Jimenez) continua en el primer lugar del evento, seguido de cerca por Jorge García, y relegando a Alejandro Trujillo al 3er lugar.

Por mi parte logro subirme al 6to puesto, y con un poco de suerte, con posibilidades de subir al podio en busca del tercer puesto, que está a sólo 150 puntos de distancia. Esperemos que Roldanillo nos regale un último día con condiciones más familiares y amigables, con las que podamos correr un poco y quizás llegar a una meta validando un día de más de 800 puntos.

Revisen las fotos en el album del evento, así como los resultados, entrando al vínculo dedicado en la barra del menu superior.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s