Brasilia 2013 – Día 4.

Lavado de cerebro.

Salimos más temprano con la intención de tener un buen lugar en la zona de armado.

Yo voy conduciendo el Fiat, sacándole todo lo que el pequeño motor de 1.4 litros puede dar… Me paso de la desviación en Planaltinha y nos percatamos cuando estamos llegando a Formosa, cerca de 20 km mas tarde. Regresamos igual de rápido a la ruta, donde incluso pasamos un par de vehículos con alas.

image

Conrado Muñoz

Sin inconvenientes para el cuarto día ya todos parecen tener puesto fijo. Nosotros logramos ubicarnos de primeros en la tercera fila de la rampa sur, que de alguna forma nos ofrece un corredor de salida por el frente de las rampas sin tener que luchar con las demás alas.

image

El Bebe, Paraguayo viejo amigo. (Cualquiera de las tres)

Ponen una prueba corta. Con 2 balizas que casi podría decirse, constituyen el paso natural hacia Brasilia. Con los starts a las 13:10 – 13:30 y 13:50, el equipo colombiano decide que ahora vamos de primeros.

Conrado probablemente será el segundo o tercer piloto en despegar. Yo lo sigo pero una fila nos bloquea un poco. Bebe, que está delante de mi, duda un poco y me cede el paso. No hay 30 km de viento… solo 10 o 15 km en la rampa, por lo que algunos se intimidan, pero nosotros acostumbrados a los ceros largos de Roldanillo no tenemos ni la mas mínima duda.

Cuando despego Conrado ya está 300 metros sobre nosotros. Mauricio despegaría unos pocos minutos después y lograría acomodarse mucho más que los otros días, girando por encima de todo el movimiento en las rampas y escapando al estres de lidiar con los pilotos en el ascenso.

El despegue temprano nos ofrece una nueva alternativa y las opcio lnes son mejores.

La prueba es corta pero aun así pretendo acomodarme para buscar el primer start y algo de bono de liderato, con el temor natural de ser atrapado por los pilotos que tomen los otros starts.

image

Conrado es el primero en salir hacia el start junto con otros pilotos, pero lo pierdo de vista y no lo volveré a ver ni a escuchar. 5 minutos mas tarde me empiezo a mover hacia la línea de salida y un enorme grupo me acompaña a todas las alturas.

image

Para el primer start estamos perdectamente ubicados y no me resisto a tomarlo. Miro hacia atrás y me sigue un enorme grupo de más de 20 alas. Tres pilotos lideramos el primer avance, entre los que está James Stinnet y un piloto local en una Aeros que vuela muy bien.

Para cuando nos detenemos en la primera térmica hago un rápido inventario y no veo a varios de los pilotos representativos. Significa que nuestro grupo no es el mejor no será el más rápido.

A los 14 km, mientras estamos ganando altura en la Cachuera (cascada) vemos a varios pilotos llegar muy bajos y un par de ellos se ven obligados a aterrizar justo debajo de nosotros. Uno de ellos resulta ser Mauricio, que volando con una actitud renovada y optimista se emocionó presionando bajo cuamdo debió detenerse al menos una vez en el camino.

Yo por mi parte voy volando conservador pero aun asi me toca presionar un avance que luego me cuesta la punta cuando debo regresar a un ascenso que marcan detrás.

Llegamos a un inmenso hueco azul en el que James Stinnet, que venía presionando y tratando de aumentar la velocidad al gaggle junto con otros dos pilotos, inician un planeo suicida.

Yo decido esperar un poco, subienso en un incipiente +1 mientras los veo perderse en el infinito, cada vez más bajos.

Me resigno y avanzo de nuevo, moviendo esa pesada masa de gaggle que está unos metros debajo, casi 90 grados fuera de ruta hacia una línea de nubes. Para cuando nos vamos acercando a la carretera vemos a cuatro pilotos subiendo y los atacamos.

Desde aquí se puese vee Brasilia, y solo restan 30 km con viento de cola.

Marcamos la última baliza y tomamos unantérmica un kilómeteo después, para ver el planeo disminuyendo desde un 18:1 hasta un promisorio 10:1.

Arranco mas o menos de 6to, y algo mas bajo que los que van delante.

La aeros está conmigo pero se recarga a la izquieda y me gana casi 200 metros de altura que pronto transformaría en una cómoda ventaja.

Por mi derecha se separan 3 alas mas y solo la mas separada empieza a ganarnos altura mientras que las otras dos pierden bastante altura y logro pasarlas.

Cruzando el lago termino pasando por la sección mas larga y con más descendente por lo que debo frenar un poco y casi me atrapan los dos pilotos a mi derecha (el tercero ya nos había pasado quemando su altura adicional).

Pasamos la meta y llegamos de 5tos de mi grupo, al centro de esta impresionante urbe, con 300 metros para coordinar lo que parece un ballet artístico. Llegan mas alas y el aterrizaje y la aproximación ya no parecen tan grandes.

Entramos tres pilotos en final y me toca hacer zig zag para sortearlos cuando van aterrizando al frente mio.

Un flare progresivo luego de una agresiva corrección me dejan sanamente en el suelo muy cerca del sitio de parqueo de las alas.

Pocos minutos después, como una estampida salvaje llegaría el segundo grupo, que nos ha recuperado al menos 14 o 15 minutos.

Casi seguro que mi quinto lugar provisional se verá drásticamente castigado con los otros velociraptors que entraron luego. Adivinando, estaré relegado al puesto 15 mas o menos.

Llegarán por lo menos 40 alas al gol, entre los que está un joven piloto de Argentina volando en una Litesport, que nos ha mostrado un nivel impresionante, llevando al límite del performance del ala de menor categoría.

Aunque lo busco en la meta, Conrado se habría aterrizado prematuramente en los primeros 18 km, quedando bastante aburrido, pero Mauricio por su parte, estaría bastante más contento con sus 15 km, mas que todo por la actitud que pudo mantener durante el vuelo.

Todavía quedan tres oportunidades de invadir por el aire a la capital de este país, y con el excelente resultado que nos dió el despegue temprano, muy probablemente la suerte cambie para el equipo colombiano.

image

image

Glauco, Ani, Mauricio

image

El argentino (Leonardo) y Michel

image

Mi coequipera y parcera con Marino.

image

Jonny Durand y Mauricio

image

image

image

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Brasilia 2013 – Día 4.

  1. siroco0120 dijo:

    Bueno eso quiere decir que hoy podemos esperar un mejor vuelo de todos, Mauricio Despego la aguja que bueno, ademas el y Conrado deben de estar aprendiendo mucho en este paseo, me alegro mucho por ustedes, siganlo disfrutando y saludos a mon aniverseu!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s