Brasilia 2013 – Día 5

image

Llegamos a las 10:20 al despegue, bastante temprano, con mucho espacio para armar y pocas alas en el despegue sur. No obstante nos mudamos a la Rampa Norte, que tiene menos pilotos y menos acelere.

image

Nos ubicamos de primeros pero el viento es increíble. 30 km/h con ráfagas de 35 nos obligan a armar en el suelo, pero sin afanes.

image

Ponen una prueba de 140 km con starts a la 1:00, 1:20 y 1:40.

Despegamos temprano luego de ver una demostración de manejo en tierra de Eitan, que posó para una foto mientras sostenía el ala con un pié y el viento (y dos ayudantes en cada ala) la tenían volando.

Mauricio y Conrado salen para el primer start. Yo espero con el grupo para tomar el segundo, y aunque lo tomo relativamente bien, no presiono mucho el avance. Es una prueba larga y no quiero equivocarme.

Se me escapa el grupo de punta que va acelerando sin parar en ascensos débiles. Yo estoy volando más suave pero conservando la altura que me permite controlar un poco al grupo. Estoy en modo “chupa rueda”.

Se me va un poco la mano em conservador y pronto estoy atrás con algunos resagados.

Empiezo a acelerar y para los 40 km de prueba paso a un grupo que se ha atorado un poco en una difícil baliza.

Hay cerca de 80 alas en el aire (contando las dos categorías) y aun así uno se siente muchas veces completamente solo.

Me encuentro con David Britto y decido acompañarlo en la última parte del vuelo.

Me cruzo en medio de la prueba con Raul Guerra, que pasa en sentido contrario a tomar una baliza en la que acabo de girar. Luego me cuenta que tuvo que desviarse en una térmica, derivando sobre una pequeña población, para salvar el vuelo de un aterrizaje prematuro.

Faltando un poco mas de 30 km logro escaparme de un pequeño grupo en el que están Michel Lousada, David Britto, James Stinnet y otro. Tengo la meta en un 16:1, que a estas velocidades es un intento futil. Prefiero quemar altura y jugármela con una térmica más.

Llego al estadio de Sobradinho con 500 onl 600 mts  pero no siento ninguna térmica cercana por lo que continúo en dirección a Brasilia por 2 km más, empujado por el viento, hasta encontrarme con una turbulenta y desordenada térmica.

Mientras trato de centrarla, veo con tristeza que el grupo que me persigue ha logrado tomar una térmica en el estadio y están subiendo mucho mejor.

Cuando el computador me arroja 12.5:1 decido arrancar para ver si logro mantener al menos la posición porque la ventaja está desapareciendo cada segundo.

Faltan 20 km para Brasilia y en medio hay una última cima en la que confío encontrar un nuevo ascenso que me permita acelerar.

Para mi suerte paso por la zona más caliente (lo que parece un gran complejo militar) y el variómetro (el indicador de la velocidad vertical) no se inmuta en lo mas mínimo. De allí sigue un gran descenso hasta el lago y luego la ciudad. La meta se ve casi inalcanzable y el planeo se dereriora a 13:1 requerido.

Una larga y triste descendente me hace creer que me he tirado en el vuelo. Sería una temeridad tratar de cruzar los últimos 7 km sobre un frío y descendente lago hacia unos enormes complejos de edificios que cierran la entrada a la meta.

Justo en el límite del lago y segundos antes de que me vea forzado a regresar contra el viento a u lugar seguro, un ligero movimiento del ala seguido del placentero sonido de un variómetro excitado y reafirmado con la gracia del vuelo de un pequeño gallimazo, me permiten centrar con gracia un núcleo algo débil, pero consistente y suficientemente grande para girar dentro de él.

Se me apaga el modo carrera y veo pasar sobre mí cabeza a Michel, David y James. Me aseguro unos cómodos 400 mts sobre la mets a 6.5 km de distancia y me lanzo acelerado para evitar que un cuarto piloto que viene mucho más alto, logre darme alcance.

Una vez sobre la meta las térmicas y el tráfico abundan por lo que me trepo de nuevo para disfrutar de la hermosa vista que ofrece este sitio.

image

Quedaré con el puesto 13 del día, pero bastante castigado con la velocidad, pues de nuevo Glauco ha demostrado porqué es uno de lps mejores de Brasil, al quedarse con su tercer podio y recuperar el liderato general.

James pierde sus puntos por problemas con el track.

En la general me remonto dos lugares, hasta el puesto 12, y los 10 primeros están cada vez más lejos.

Conrado y Mauricio tendrían su propia aventura al llegar de regreso del start a un mal ciclo frente al despegue, del que no logran escapar.

Aterrizarían abajo y se bañarían en una  quebrada, mientras un amable piloto local los traía de regreso hasta Sobradihno donde luego Ani y yo los recogeríamos más tarde.

image

image

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Brasilia 2013 – Día 5

  1. siroco0120 dijo:

    Chevere que se la estén gozando pero tienen que concentrarse mas en el vuelo, un abrazo!

  2. guamiusa dijo:

    Excelentes reportes y relatos Daniel!
    Un placer leerlos y unas enormes ganas de volar esos cielos!
    Saludos y buenos vuelos!
    Gerardo piloto del equipo Paraguayo! Jajaja mentira! no tenemos equipo todavía pero lo estamos formando! Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s