Airtour. Día 5. Algo de aire.

Todos los días comienzan temprano, cuando aún no hay un solo rayo de sol. Esta vez comenzamos bastante altos, con  bajas temperaturas pero con muchas ganas de progresar.

image

Hemos tenido la oportunidad de ver varios animales salvajes por todas partes. Liebres, gatos de monte, castores y hasta renos reportó Sergio en su rápido ascenso a la baliza.

Una vez arriba, se toma su tiempo para buscar el mejor y mas alto despegue, mientras yo trato de comprar más gigas de navegación, porque se ha agotado.

Preparo el carro y justo cuando me dispongo a partir se pincha un neumático.

Lo que pensaba, sería un día muy suave para la asistencia (Sergio se estaría moviendo por sitios inaccesibles por vehículo durante gran parte del día), termina siendo un intenso trajín de “tras bastidores”.

Tratar de cambiar una llanta en un camioncito, y luego tratar de repararla, mientras todo ello ocurre en un remoto paraje en francés, es bastante demamdante.

Afortunadamente logro recargar el plan de datos, no sin la ayuda de mi hermana, quien vive en Paris y me sirvió de intérprete telefónico con las difíciles francesas que no están dispuestas a hacer nada que implique un esfuerzo ligeramente distinto al de su monótona vida…

Nota para los futuros interesados: Háganse a un buen plan de datos desde el comienzo y revisen que pueda ser usado como internet móvil (compartir internet ó tethering)

No obstante, hay excepciones, y la simpatía que despertamos los latinos puede resultar una bendición.

Sergio despega cuando parecen haber un poco de condiciones pero a pesar de subir un poco, aun es temprano y no logra atravesar la siguiente ladera supremamente boscosa. Se aterriza en la parte baja del valle para iniciar el ascenso como lo planeamos, mientras un piloto se trepa minutos mas tarde sobre su cabeza y escapa del primer valle superando la ladera boscosa.

image

Mientras tanto en un primer taller termino hasta metido debajo del carro porque el mecánico no se movía (tenía mucho trabajo), pero no logramos reparar el roto y tengo que montar el repuesto.

image

Baño en el taller.

En un segundo taller, 45 km mas tarde, termino super amigo de la francesa que me atiende. Nos hablamos escribiendo en google translate en el celular, y se ve que hace todo lo posible.

image

image

La llanta se queda allí para tratar de repararla en la tarde mientras yo regreso a interceptar a Sergio y a ayudarlo a ubicar el siguiente despegue justo a tiempo.

Lo acompaño y logramos el segundo despegue del día, detrás de otros 5 pilotos que nos aventajan lo suficiente como para usarlos de marcadores.

image

Finalmente hay condiciones y logra realizar un importante avance, pasando muchos pilotos que nos aventajaban.

La nueva posición de Sergio me obliga a adelantar la próxima decisión. Encuentro um pequeño restaurante donde me como uma buena ensalada mientras abuso por cerca de 3 horas del internet del local, estudiando toda la información que pueda extraer para tomar la mejor decisión.

image

Estación de asistencia

El día termina rayando… con el último paso 30 segundos antes del cierre, a las 20h59m30s.

Ducha caliente… algo de comida, un reporte y hasta mañana.

El quinto día nos pondrá a caminar más de 45km antes del siguiente despegue probable.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s