Copa Iyomá 2015 – Días 1 y 2.

Organizada por Mauricio Tovar, la edición de la Copa Iyomá 2015 tiene lugar entre el 9 y el 12 de Octubre del 2015, con 4 válidas programadas para desarrollarse en los cielos de Roldanillo.

El fenómeno del Niño parece ser el común denominador de los días de vuelo que nos esperan, y aunque las fechas coinciden con una histórica época fría, en los días previos al inicio del evento los parapentistas locales están reportando vuelos increíbles que nos animan a competir en este evento.

El primer día de competencia comienza el viernes 9 de Octubre. Desafortunadamente no puedo desatender unos asuntos laborales por lo que este día lo vería transcurrir desde la banca.

Sin embargo, los planetas parecen alinearse en mi favor y un clima áspero, con un cirro que no cede, obliga al comité de pruebas a elegir una manga de algo más de 35 km, despegando en la Tulia, volando 4 km a marcar un start, luego volando 20 km más hacia cualquier dirección, y regresando nuevamente a la marca de los 4 km, para terminar en la pista de Roldanillo.

9 pilotos se posicionan en la grilla de salida y cuando suena el silbato, todos arrancan para lados distintos.  Algunos prueban suerte hacia el sur, agotando su vuelo en un planeo, otros ensayan hacia el norte, y un audaz grupo opta por aventurarse hacia el oriente. Esta última resulta ser la mejor opción y las dos alas Aeros demuestran tener la madera para ubicarse cómodamente en los dos primeros puestos del día, con Alejandro Trujillo en la punta del campeonato.

El mal clima sólo le permite al primero, ganar menos de 600 puntos, por lo que mi suerte no pudo ser mejor, y si las condiciones mejoran, y tengo un poco más de suerte, mis opciones de una buena ubicación a pesar de perder uno de los días parecen optimistas.

image

Cortesía de Juan Arango

Para el segundo día el clima parece mejorar un poco.  Los parámetros de validez del evento fueron definidos bastante tímidos, augurando un clima depresivo. Una distancia nominal de 30 km, y un tiempo de no menos de 1h30m es lo que basta principalmente para que una prueba entregue 1000 puntos.

Acompañando el comité de pruebas, con Héctor Corrales y Jorge García, optamos por una prueba al norte, con un start de 3 km de salida del despegue, luego baliza en Zaragoza, y regresando a la pista de Obando, para un total de 57 km de recorrido programado.

En el despegue, Ani se entretiene con lo que parece un insecto de la familia de las luciérnagas, que tiene un curiosos mecanismo de defensa que parece un objeto mecánico resortado, pues se bloquea elongado y luego pareciera dispararse con un sonido fuerte, doblando el abdomen y el tórax como un clip, que lo elevan unos centímetros del suelo.

image

image

Despegamos un poco tarde, y el día se está sobre desarrollando.

Nos ubicamos sin mayores inconvenientes en la base de una inmensa nube que se extiende hacia el norte en un corredor bien formado. 
Esperar el start de las 11:45 nos tiene a todos los pilotos en circuitos desordenados, esquivando la base de una nube que pareciera querernos tragar.

Inicia la carrera, con Gustavo Jimenez de primero, a sólo 1 segundo del start, y lo sigo yo con 15 segundos de retraso.

Escojo una excelente línea y simplemente me concentro en mantenerme en la mejor ascendencia mientras avanzo sin piedad durante casi 18 km, hasta el Despegue de La Unión, sin detenerme a girar ni una sola vez.

Para entonces estoy liderando y el grupo viene un poco detrás, porque han parado un par de veces a reforzar algo de altura.

En ese momento el corredor ya no va mas, y nos separan 25 km de sombra y valle hasta la siguiente baliza en Zaragoza.

Adelante, con ventaja y sintiéndome solo, avanzo inocente e iluso de las precarias condiciones que ofrecía la siguiente sección. Para cuando reconsidero, logro desviarme y llegar a un pequeño parche de sol al norte de Toro, donde empiezo a ganar altura y a reconsiderar inteligentemente mis opciones.  Conrado me acompaña unos metros por debajo, pero no tiene suerte y termina aterrizando allí.

Me olvido del resto del pelotón y me concentro en ganar altura y en esperar a que el día ofrezca algo de evolución.  El cirro parece estar cediendo un
poco, y un tímido sol se asoma a 8 km de distancia.

Me preparo para hacer el salto justo cuando llego a la altura máxima en todo el día (2400) y el sol definitivamente está iluminando la baliza siguiente.

El computador me dice que tengo la baliza con 200 mts de sobra, pero es muy justo y definitivamente no hay muchas posibilidades de ganar altura en esa línea directa hacia la baliza, pues el sol está varios kilómetros fuera de la ruta hacia el sur… Luego de pensarlo un par de veces, opto por volar hacia el sol, 30 grados fuera de ruta.  Para cuando llego al primer arado, recién iluminado con el sol, veo a Gustavo, Juan Arango y Jorge García aterrizados allí (estaban delante mio, pero en la sombra).  Todavía no funciona el arado, y continúo avanzando creyendo que ya definitivamente soy el primero del día.

Unos kilómetros más adelante hacia la zona mas soleada, veo otra cometa en el suelo, que resulta ser Alejandro Trujillo. Con unos metros de sobra, estoy seguro de poder superarlo si no logro tomar más altura. Afortunadamente la zona donde está aterrizado lleva ya unos minutos bañada por un sol intenso y 400 metros sobre su potrero, me remonto cómodamente en un buen núcleo.  En esos momentos, veo otra cometa subiendo en Obando, donde ya parece haber también sol y condiciones. Le llevo una buena ventaja, pero definitivamente ya hemos superado la parte crítica y ahora hay que llegar a la meta.

Una térmica más me deja en Zaragoza, y de regreso me cruzo con Carlos García (la otra cometa que estaba en vuelo), unos 400 mts más alto que yo, pero todavía casi 3.5km antes de Zaragoza, por lo que tengo 7 km de ventaja y su diferencia en altura no es suficiente para atraparme.

Con viento sur fuerte, me aseguro hasta un planeo de 8.5 :1 para hacer los últimos 8 km hasta la meta, a la que llegaré con más de 100 mts para planear la aproximación.

Carlos llegaría 15 minutos más tarde y cerraríamos el día con el 1-2, como los únicos en meta.

Probablemente el puntaje del día me permita amenazar la posición de los primeros, y escalar vertiginosamente a los 5 primeros del campeonato, a pocos puntos del podium.

Con dos días más por delante, y con la misma suerte que hasta ahora he tenido, podremos ponerle un picante interesante al evento.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s