Nacional de Ala Delta 2016 – Día 1

El sábado en la tarde llegamos a Roldanillo en un equipo conformado por Ani, Alejo Isaza, Diego Quintero y yo.  Nos recibe una organización muy comprometida con el evento, con inscripciones en el Parque de la Ermita, y unos grupos de música en vivo, tocando al lado de la iglesia.

Mas tarde, en un nuevo restaurante al noroccidente del parque central, llamado Guadalupe (evocando la vírgen de guadalupe, supongo), nos reciben con un pequeño coctel de jugo de mora con algo de licor. 

Allí terminamos el proceso de registro, con la carga de los gps y la activación del sistema de seguimiento.

La noche del sábado parece querernos aguar el evento, pues llueve muchísimo en la noche y en la madrugada del domingo.

Para las 8 am apenas estamos levantándonos a un cielo poco prometedor, con techos apenas a 100 mts subiendo pesadamente las laderas orientales de la cordillera del despegue.

Ani está de cumpleaños, por lo que no hay afán en organizarnos ni en subir.  Sin embargo, los pilotos parecen estar con otra actitud y desde las 8 están tanto Diego como Alejo, listos y esperándonos.

Terminamos subiendo casi a las 10 am. A pesar de lo cual, llegamos a un despegue que apenas tiene algo de movimiento.

No tarda todo en volverse un caos y cuando estamos armando pareciera que hay más de 30 pilotos en el evento, porque no estamos cabiendo en el espacio.

El día evoluciona muy lentamente, pero pareciera que como siempre, Roldanillo nos va a dar sorpresas.

Los pilotos han llegado a apreciar a Ani, mucho más que a mi, y como ahora es parte de la familia, le preparan un pequeño homenaje de cumpleaños. Le compran torta y se reunen todos unos momentos para camtarle y desearle muchos más años con nosotros. Esa mujer es increíble y no la voy a soltar ni por el berraco.

La organización elige un comité de pruebas conformado por Carlos Correa, Mike Glennon y Oscar Morales, quienes eligen una prueba clásica con una ligera variación:  Con una salida de 4km del despegue, a la 1pm, volar al norte a Higeroncito, con 400 mts, luego cruzar al sur de la Victoria con 400 mts, luego pasar Zarzal de largo hasta el Ingenio de La Paila, para finalmente volver a una nueva meta en el puente de Roldanillo (un buen aterrizadero allí)

A las 12.10 nos estamos organizando y con sorpresa veo que hay varios pilotos que ya tienen el cerebro enfocado en la competencia.  Alejo Trujillo será el primer piloto de competencia en despegar, y lo seguimos de cerca con Juan Arango unos segundos depués. 

No es muy complicado subir, pero el techo está apenas 80 o 100 mts sobre el despegue y no parece querer moverse de allí. 

De hecho, mientras nos vamos acercando la hora de salida, el techo parece caerse unos metros y terminamos moviéndonos hacia el norte, a buscar la línea de salida.

Un sobrepaso antes del start…

Mantenernos con buena altura resulta toda una odisea y pronto hay cerca de 15 pilotos luchando por permanecer en la parte más alta del grupo, mientras quedan escasos minutos para el arranque. 

Varios pilotos escapan al frenesí y se aseguran un buen aterrizaje en La Ondina. 

Suena la hora de salida y decido permanecer unos minutos más en una débil térmica sólo para ver cómo se acomodan los pilotos allí.

Finalmente empezamos a movernos, con Juan Arango y Alejo Trujillo.

No hay afán. El día ha mostrado no ser una carrera y todos parecemos entenderlo. El que esté en el aire, está ganando.

Los primeros 20 km parecen incalcanzables y nos vemos parando y rescatándonos una y otra vez.

Nos agrupamos nuevamente sobre la pista del médico, y por unos momentos la térmica se vuelve agresiva y la proximidad con otros pilotos, incómoda.  Tengo un par de maniobras un poco más cerca de lo que me hubiese gustado con Mike Glennon, quien está aferrándose como todos, a cualquier vestigio de aire ascendente.

Trujillo parece renunciar a esta batalla y opta por escapar a un aterrizaje seguro. Los que logramos conservar el núcleo nos vamos acomodando.

Me equivoco tratando de cambiarme de núcleo y Juan Arango se me escapa unos 250 mts por encima. En un día suave esto resulta ser muchísimo.

De aquí en adelante, trato desesperadamente de recuperar mi posición, pero Juan parece estar en una racha de buenas decisiones, y cada vez que me acerco un poco, es sólo para darme cuenta de que está más alto y mejor posicionado. 

Juan empieza a liderar y a llevarnos hacia Higuerón. No hay muchos pilotos Open en vuelo a esta altura, y sólo Mike y José Marín parecen estar interesados en hacer algo en la categoría Sport.  

Con estas velocidades y condiciones, casi no hay diferencia con las alas sport, y estamos llegando a Higuerón incluso debajo de José Marín. 

Mike parece regresarse cuando no se ven muchas opciones de aterrizaje cerca a la baliza de Higuerón. 

Juan Arango escapa hacia el Sur de la Victoria y yo decido no arriesgarme más y lo tengo que dejar ir, mientras me reacomodo en Higuerón y me preparo a cruzar el valle.

Casi le doy alcance en La Victoria, pero Juan centra un núcleo bueno a sólo 2 km de distancia y para cuando llego debajo de él, no logro enfocarme en el ascenso. Juan vé cómo me desordeno y empiezo a buscar desesperadamente persiguiendo gallinazos por todos lados, sin encontrar nada razonable en qué detenerme.

Juan continúa avanzando hacia Zarzal. Para entonces, es un pequeño pixel en un cielo apagado. No obstante, este lado parece tener algo más de sol que la montaña. 

Encuentro mi térmica y mientras voy subiendo todo lo que ella está dispuesta a concederme, veo a Oscar Morales (o al menos eso creo) pasar 300 mts debajo de mi, marcando la baliza y volando en un glide hacia la nada, rumbo a Zarzal. Pronto estaría aterrizado.

Me lanzo en busca de Juan, y lo veo 4km más adelante, saliendo de Zarzal casi a mi altura. Es un mal síntoma, porque voy a llegar 400 mts más bajo y no parecen haber muchas condiciones para perseguirlo por allí. 

Si quiero darle alcance, debo cambiar mi estrategia drásticamente.

Aprovecho la atura para arriesgarme hacia el oriente de Zarzal, en busca de un segundo techo de nubes que parece más saludable.  Sobre la fábrica al oriente de Zarzal empiezo a subir en una amplia y constante térmica, que me regala la máxima altura del día…. apenas 1950 o algo así.

Me aventuro hacia La Paila, en busca de Juan. Lo veo girando 2 km antes de La Paila, muy bajo. Asumo que ya marcó la baliza y que viene de regreso buscando condiciones.  Lo paso de largo por encima, marco la baliza y me aventuro casi 1 km más al sur, para tomar la térmica artificial del Ingenio.

El olor de vapor de agua y azúcar es penetrante y agradable, sobre todo, porque va acompañado de un acompasado beep en el variómetro.

Me empiezo a desesperar apenas veo a Juan a mi altura, pero casi 3 km más adelante. Mis números no son buenos. 13:1 con viento de frente… hm… sólo 10 km para la meta y Juan me lleva ventaja… Me aventuro cruzando los dedos de ser capaz de mejorar mis números en la marcha, apoyándome en una línea que me lleva por dos arados que han tenido un poco de sol en los últimos minutos…

Para cuando estoy acercándome a Juan, veo que éste apenas va hacia la baliza.

Ya es muy tarde para volver a tomar mas altura.  Me arriesgo y continúo avanzando hacia la meta… Aprovecho cada pequeña burbuja ascendente para ganarme unos metros más. Llegaría a la meta con unos 80 mts para aproximar y asegurarme un buen aterrizaje.

Juan llegaría 3 minutos mas tarde. No me había visto pasarlo en la Paila, y no sabía que yo estaba delante. 

Arranca entonces el evento con una reñida prueba, con altísimo grado de dificultad al principio, y un poco más manejable en la última parte, pero con condiciones muy precarias en general. Sin embargo, Roldanillo no deja de encantarnos – aunque creo que definitivamente hemos mejorado como pilotos y sacarle un vuelo de 45km a un día nefasto, ha sido tarea de locos.

2h40 minutos de vuelo, pero cerca de 2h05m de carrera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nacional de Ala Delta 2016 – Día 1

  1. Maria Cecilia Bravo dijo:

    Maravillosa crónica y lindo el homenaje que le haces a tu compañera de vida
    Que afortunados todos tenerla en la familia !!!!!!

    María cecilia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s