Campeonato Nacional de Ala Delta 2016 – Día 7

Último día de competencia y Roldanillo nos muestra su mejor cara. Sol desde los primeros segundos y un cielo azul celeste, que muestra una capa de inversión escalando las laderas orientales de la cordillera occidental con cada minuto que pasa del día.

Subimos temprano y no somos los únicos. Para las 10 am todas las alas en competencia y unas cuantas mas (cerca de 30 alas en total) están armadas y listas, a la espera de la decisión del comité de pruebas.

Oscar Gómez y Andrés Peña conforman el comité, coordinado nuevamente por Caliche, el director del evento.

La prueba consiste en una primera sección de velocidad por la montaña hacia el norte, hasta 4 km de la Antena de Higueroncito, lo que nos a lo largo de la zona más activa y familiar. Luego de regreso por la misma ladera pero esta vez pasando hasta Bolivar. Aquí el comité comete un error de apreciación y cuando pensaban estar poniendo la baliza de la Antena de Bolivar, realmente eligen el pueblo de Bolivar, 4 km antes de la antena, y como la baliza tiene un radio de 1 km, nos obligaría a abandonar hacia la siguiente baliza, en el Ingenio de La Paila, en medio del valle, sin habernos apoyado antes en las laderas de Bolivar para ganar un poco de altura extra.

La baliza de La Paila, con 2 km de radio nos lleva luego hacia el norte, hasta la muy confiable V72, y finalmente nos regresa hasta el puente de Roldanillo como meta, con 1 km de radio.

El inicio de carrera se pospone hasta las 12m, y esta vez decidimos despegar a las 11:35. Se hace un poco de fila en la rampa y estoy de sexto o séptimo en la salida, pero todo fluye sin problemas y en segundos estamos en circuito de espera basenube, con Alejo Hoyos y otros pilotos que ascienden lentamente debajo nuestro.

5 minutos antes de la salida Alejo Trujillo sale rumbo a la línea de salida, a solo 3 km de distancia, y lo seguimos Alejo Hoyos yo yo detrás, y con seguridad, todo el resto del pelotón instantes más tarde (solo que para atrás no suelo mirar mucho en estos momentos del vuelo).

Nos acomodamos en un ascenso justo antes de la salida, y logramos escaparnos muy justos a una nueva térmica un poco menos de 1 km fuera del start. 

Soy el primero y me detengo, para ver que prácticamente ninguno se ha aventurado todavía.  

Cuando hacen su movida, decido avanzar confiando en un nuevo ascenso en la Cruz, pasando el valle más largo en esta sección.

Escojo un buen sitio para probar por un ascenso y encuentro un núcleo justo bajo una nube joven y alentada.  El grupo que me persigue no tarda en darme alcance.

Héctor Corrales está especialmente cerca (menos de 100 mts debajo), y Trujillo y Juan Arango se encuentran para entonces virando un poco más afuera.

Anticipándome a lo que viene, veo que las siguientes nubes que marcan ascendencia están bastante mas altas, y alimentadas por un subsistema que viene del occidente, de la zona del Dovio, que es un valle mucho más alto, pasando las cimas de la ladera oriental de la cordillera.

Con la altura justa para empezar a avanzar hacia el norte, o para intentar una jugada diferente, opto por esta última y me desvío noventa grados a la izquierda, rumbo al occidente, adentrándome hacia el valle del Dovio, pasando las cumbres de la cordillera.  Mi decisión resulta ser excepcionalmente buena, y encuentro el mejor ascenso del día. Para cuando alcanzo cerca de 2500 mts (el vuelo en el valle no habia superado 2100 en todo el campeonato y en especial en este día), veo que mi ruta directa a la baliza siguiente está algo comprometida por una nube de menor altura. 

Abandono mi ascenso para poder sortear esa nube justo por debajo cuando me lanzo hacia la baliza norte de Higueroncito.

La marco y regreso en un solo planeo a la misma zona de ascenso detrás del despegue de Las Brisas.  Tomo un poco de altura adicional, hasta 2250mts, y continúo avanzando hacia el mismo sitio detrás de la Cruz, en el valle del Dovio.

Nuevamente la térmica excepcional sigue allí y me recibe con bombos y platillos. Asciendo vertiginosamente hasta más de 2700 mts, por el costado de una nube de menor altura que sube por el valle, en una línea de convergencia entre el viento cálido y húmedo del valle, y el viento más seco del Dovio que condensa bastante más alto. 

Mientras tanto me he estado moviendo casi al mismo ritmo que los demás pilotos, solo que 500 mts por encima de su línea de vuelo, así que es como ver la carrera transcurrir debajo mio, desde una posición privilegiada. 

Esta convergencia es simplemente fascinante. Desafortunadamente mi teléfono se impresiona tanto que decide dejar de funcionar justo cuando pretendía sacar unas fotos y videos para compartir. Al parecer las imágenes quedarían solo en mi cabeza por ahora.

Para cuando inicio mi transición hacia la baliza de Bolivar, veo a Jorge García corriendo agresivamente hacia el Basurero, justo debajo mio,bastante más rápido, y bastante más bajo. Será el último contacto que tengo con algún piloto de competencia, porque aprovecho toda esta ventaja para escaparme en un largo planeo hasta la Escuelita, donde encuentro un núcleo bajo una buena nube, y en minutos estoy de nuevo en transición, esta vez marcando la Baliza en Bolivar y girando ahora con sólo 1800 mts, hacia un valle despoblado y desolador, pero completamente bañado por un intenso sol.

Recorro todos los arados que puedo en el camino y logro pescar un ascenso. Cambio radicalmente de ritmo y empiezo a moverme muy lento, aprovechando cada metro que logro extraerle a las invisibles térmicas, que ni siquiera están marcadas por gallinazos.

Un viento norte hace más difícil el avance cuando marco la baliza de la Paila, y me enfilo hacia el sur de la Victoria. 

Refuerzo un par de veces sin mucha emoción y cuando tengo Zarzal sobreasegurado, me aventuro a buscar un núcleo respetable sobre el foco de cemento y radiación más razonable de la zona.

Increíblemente pierdo toda mi altura haciendo varios patrones de búsqueda, conforme a todas las teorías de vuelo que recuerdo en el momento, sólo para tener que abandonar frustrantemente y con sólo 150 mts para cruzar una última vez el pueblo hasta un aterrizadero seguro. Es entonces cuando la última de las teorías de térmicas parece finalmente funcionar: Pura y legítima suerte.

Un grupo de gallinazos me saca del suelo pero a 1800 mts me abandonan, junto con la térmica. 

Me muevo finalmente hacia el norte donde de nuevo me concentro más en buscar un nuevo ascenso que en marcar la baliza y hacer más kilómetros. No logro encontrar ese último ascenso, y aterrizaría con sólo 7.5 kms restantes para la meta.

Mi ventaja me permite confiar que el próximo piloto podría estar llegando a mi posición en más de 20 minutos, por lo que desarmo mi ala y me dispongo a buscar indicios, pero las condiciones no parecen haberse hecho más fáciles sino por el contrario más difíciles. 

Nadie pasaría sobre mi, y me quedaría con el primer lugar del último día.

Oscar Morales lograría pasar también hasta Zarzal, superando a Trujillo y a Juan Arango, y subiendo una casilla en la tabla de posiciones, para quedarse con el segundo lugar del evento, desplazando a Juan al Tercer lugar.

Las descargas y la premiación son organizadas en la estación de servicios Las Palmas, en una cancha de fútbol sintética, en un lindo atardecer con un agradable viento del pacífico refrescándonos.

La organización se faja nuevamente un excelente evento, con una impecable coordinación, una familiar ceremonia pero a la altura de cualquier evento internacional, y varios premios sorpresa.

Homenajes a Alejo Isaza por sus 30 años de vuelo… a Mike Glenno por su apoyo al crecimiento del deporte y a la organización de eventos, y hasta nos dan un obsequio a Corrales y a mi por haber formado parte del comité de pruebas en la mejor de las pruebas.

En total, logramos volar los 7 días que duró el evento, e incluso varios pilotos volaron el día de inscripciones, para un total de 8 días de vuelo. 

Sólo se puntuaron 6 días debido a que uno de los días las condiciones no eran suficientemente consistentes para sostener una prueba razonable, pero aún así se voló ese día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s