Curvas polares y Computadores de Vuelo – Digifly Air BT


Finalmente de cara al próximo mundial de ala delta en Brasilia, y ya que venía pensando en actualizar mi equipo de vuelo, me decidí finalmente por un Digifly Air BT. (www.digiflyusa.com)

Por ahora, no me voy a concentrar todavía en las bondades de este computador de vuelo, sinó en algo más genérico que aplica a todos los computadores de vuelo avanzados, que tienen incorporado un anemómetro (velocidad de aire), y es el famoso tema de la “curva polar” del ala.

Advertencia: Puede resultar algo tediosa la lectura de esta entrada para el público general, o para los pilotos recreativos (incluso para los expertos).

Simplificando muchísimo, la curva polar no es más que la gráfica del rendimiento de nuestro equipo de vuelo en un plano cartesiano con dos ejes: Velocidad horizontal y velocidad vertical.

Todos los computadores de vuelo que se toman en serio los cálculos de desempeño requieren que nosotros los alimentemos inicialmente con suficientes datos sobre nuestro equipo de vuelo particular – conjunto de ala, arnés y piloto – para así poder darnos información personalizada y en tiempo real que nos permita optimizar nuestro vuelo.

Dado que las calibraciones entre un equipo y otro, en especial cuando hay cambio de fabricante, pueden llevar a datos diferentes, es importante hacer un vuelo de prueba y registrar los datos iniciales que vamos a utilizar para construir nuestra curva polar personalizada, utilizando el instrumento que pretendemos configurar.

Ahora bien, cuando se trata de configurar el Digifly Air BT, debemos encontrar tres valores que representan nuestra curva polar, tal y como la interpretará el instrumento para calcular todo lo que tiene que ver con desempeño.

Tomamos entonces un día estable, prácticamente sin viento en el despegue. Nubes bajas apenas moviéndose. Ponemos una cámara de filmar apuntando hacia el instrumento (ojalá el instrumento no esté apuntando hacia arriba sino hacia un costado, para evitar el reflejo del cielo), y nos concentramos en un vuelo recto, con toda la geometría puesta, y tratamos de llevar el ala lo más recto posible mientras incrementamos progresivamente la velocidad y dejamos que el ala se acentúe en cada posición, para tomar una lectura del instrumento.

He preparado una de las pantallas del instrumento precisamente para mostrar IAS (Indicated AirSpeed, o velocidad horizontal) y Variómetro (Velocidad Vertical).

A continuación, pueden ver cómo termina visualizándose un vuelo utilizado exclusivamente para fines de obtención de una curva polar:

En la parte superior se aprecia el vuelo, casi una línea recta desde el despegue y hacia el aterrizaje, evitando cualquier zona de posible sustentación, para no “viciar” la información que pretendo extraer.

En la parte inferior, se observa una línea azul que representa la altitud, y una línea roja que representa la velocidad (GPS), ambas en función del tiempo total del vuelo. Se ve claramente cómo la altitud se pierde más rápido en la medida en que acelero, siendo consecuente con lo que ocurre con el rendimiento de cualquier equipo de vuelo libre.

El pico rojo – como es apenas obvio – es ese segundito de “emoción máxima” que uno termina sacándole aun al día mas tranquilo.  Mi T2C 144 registró 134 kph aerodinámicos, 148 kph GPS y 154 kph según Doarama, en ese mismo momento. :).

Luego del vuelo, revisamos el video (que por cierto quedó pésimo debido al reflejo del sol sobre el digifly) y lentamente, en una hoja de cálculo, alimentamos los valores de velocidad horizontal vs velocidad vertical.

El resultado termina siendo mas o menos una curva como esta:

El siguiente paso consiste en utilizar la aplicación desarrollada por el fabricante del equipo, llamada AirTools, para obtener tres números mágicos a partir de tres de las velocidades de tu curva polar.  La documentación sobre qué números utilizar, y porqué, no es muy clara en el manual por lo que algo de prueba y error se hace necesario.  Los tres números mágicos son los identificados en verde en la imagen anterior.

Finalmente, y utilizando además otra hoja de cálculo que encuentro navegando en internet verificamos la información obtenida, utilizando el método Reichmann (que utiliza tres puntos, similar al método Digifly), y nos vamos con ella.

Hojas de Cálculo para extraer Polares

Estos datos, reinterpretados por el instrumento, en la página 11 estandar nos informan que mi equipo de vuelo está logrando 13.8:1  como mejor planeo, a 50 km/h, lo cual es consistente con los cálculos (mas visuales) que ofrece la hoja de cálculo de Remde.

Ahora, aunque estoy convencido de lograr muchas veces un planeo superior a 13.8:1, algunas veces cercano a los 14.5:1, lo cierto es que cuando se trata de configurar nuestros computadores, no debemos tratar de demostrarle a nuestros amigos (y enemigos) lo excepcional que es nuestra ala, sino que debemos usar la información más acertada y depurada que podamos. Ser un poco conservador en este aspecto hará que nuestro computador no nos esté diciendo mentiras todo el tiempo, como por ejemplo: “Hey, vas a llegar con 200 metros a la meta”, cuando en la realidad entramos dejando pelos en el alambrado.

Explotando un poco más las hojas de cálculo de Remde, éstas nos regalan unas tablas interesantísimas sobre planeos finales y velocidades de vuelo, que nuestro instrumento calculará en forma inmediata y automática, pero que es muy bueno tenerlas presentes para no estar volando exclusivamente con unos números y un computador, sino también entendiendo qué es lo que el computador me está tratando de decir y porqué.

Las tablas para cálculo de planeos finales, me indican entre otras, cuales son las velocidades McCready de mi equipo, aquí las más representativas:

50 km/h – McCready 0 (Mejor Planeo)
57 km/h – McCready 0.5
62 km/h – McCready 1
67 km/h – McCready 1.5
72 km/h – McCready 2
77 km/h – McCready 2.5
81 km/h – McCready 3
85 km/h – McCready 3.5

Ahora, habiendo configurado estos datos en el Digifly, éste me empezará a mostrar de forma más acertada y oportuna, entre otras, las siguientes indicaciones:

  1. Altura a la que llegaré a las balizas y a la meta, considerando incluso el viento.
  2. Velocidad recomendada a la que debo volar para obtener el mejor rendimiento, considerando el viento.
  3. Velocidad recomendada a la que debo volar para obtener la mayor velocidad promedio (distinta a la anterior).
  4. El momento ideal en el que debo dejar la última térmica para dirigirme a la meta.
  5. Velocidad ideal a la que debo volar para superar una zona descendente, o aprovechar una zona ascendente.

Ahora, si los datos entrados en el equipo no son adecuados, toda esta información no estará disponible, o peor aún, estará disponible pero será errada.

Por lo tanto, los invito a que revisen nuevamente sus curvas polares, y de contar con instrumentos como el Digifly Air BT, o el Flytec 5030-6030 o sus equivalentes en Brauniger, se tomen el tiempo en programarlos adecuadamente.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Curvas polares y Computadores de Vuelo – Digifly Air BT

  1. Eduardo Fonseca dijo:

    Muy interesante. La tarea de evaluar las curvas polares definitivamente mejorará el desempeño. Mucha suerte en Brasil!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s