Brasilia 2017 – Día 1

La tensión se siente en el aire… 140 pilotos ansiosos. Todos quieren ser campeones del mundo. Todos quieren tomar la primera térmica primero y estar arriba del grupo en la salida.

La organización sabiamente propone una primera carrera de 106 km con una meta distinta a la esplanada para evitar impases el primer día, y dos starts (dos momentos para iniciar la carrera a elección de cada piloto, bien a las 13:50 o a las 14:10).

El despegue sucede ordenadamente y a pesar de estar en el puesto 89 del despegue ordenado, en menos tiempo del previsto estamos todos en el aire, con tiempo de sobra para acomodarnos para el primer start.

Realmente los pilotos están intensos y agresivos… tengo dos encuentros más cercanos de lo que me gustaría y decido qie es suficiente voltaje… me cambio de núcleo busando un ascenso más amigable con otro grupo, 4 km al norte del despegue.

20 minutos para el primer start y me doy cuenta que estamos mal ubicados… pienso en escapar hacia el otro grupo frente al despegue pero es muy tarde para reacomodarme…

Tomamos la salida con muy buena altura pero muy lejos de la siguiente baliza en comparación con el grupo que sale desde la rampa.

Llegamos a la primera baliza y ya estamos en el tercer grupo. Muy atrás de la punta. Juan Arango se reporta con el grupo de punta, bien posicionado.

Mientras nos coordinamos en un núcleo sobre el valle de Formosa, justo detrás de mi y unos 15 o 20 metros debajo escucho un fuerte CRACK…. miro hacia atrás y veo un ala Icaro saliendo de un impacto con otra ala, que parece tener rota la punta del ala izquierda…

Hace un primer viraje cerrado, y luego entra en un spin incontrolable a la izquierda descendiendo en medio del grupo de pilotos y casi llevándose a otras dos alas por delante.

– Paracaidas! Se escucha gritar al unísono entre todas las alas, que nos abrimos en un patrón menos agresivo mientras vemos al otro piloto descender.

El paracaidas abre bien, y es un paseo de +/- 5 minutos hasta el suelo que nos tiene a todos esperando.

El piloto (Marcio, de Brasil) toca suelo y está bien. Reseteamos el cerebro y otra vez estamos en carrera.

Juan va reportándonos su posición… 8 km delante…. 10 km delante… 500 mts mas alto… está inalcanzable y va en el segundo grupo. Vamos muy atrás.

Tratamos de acelerar. Para cuando estamos a 9km de la siguiente baliza, pasan los primeros pilotos de regreso, es decir, nos llevan 18km de ventaja.

Las térmicas están fuertes y funcionan bien. Hay que abandonarlas a 3300 – 3400 para evitar acercarse mucho al límite de altura.

Varios dust devils masivos justo donde Ani se parquea a esperar nuestros reportes son la marca visual de lo que está sucediendo 2000 mts mas arriba, y constituyen el sitio de paso para todos los pilotos.

Un último planeo me pone mas bajo que el resto de mi grupo, quienes aprovechan la altura extra para correr hacia la meta y pasarme por encima.

Quedo relegado al puesto 45 del día, a casi 20 minutos del primero. De alguna forma supero a Juan Arango en el último planeo. Llegarán casi 100 pilotos a la meta.

Trujillo también llegaría a la meta. 3 colombianos en meta es una excelente cuota para una primera prueba que resultó ser una carrera salvaje.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s