Brasilia 2017 – Día 9

18 de Agosto de 2017

Última prueba del campeonato mundial de Ala Delta.

Después de 8 pruebas, los 4 primeros lugares están aún por definirse entre un fuerte y coordinado equipo italiano, y dos pilotos del equipo checo.

El comité decide una prueba “rápida” de 100 km, con tres starts cada 15 minutos, a partir de las 13:45.

Tomar el primer start siempre es arriesgado porque los que vienen detrás a sólo 15 minutos, te pueden dar alcance fácilmente y pierdes tu ventaja. Tomar el tercer start implica que si te atrancas en alguna partr de la prueba, el sol va a estar 15 minutos más bajo al final del recorrido, y ya hemos visto lo que pasa cuando llegas al planeo final después de las 4:30 pm.

El start del medio parece la mejor opción.

Despegamos sin problemas hacia um gaggle naciente.

El ascenso es inmediato pero todavía está temprano y la inversión (la inversión es un calentamiento repentino y fuerte de la masa de aire a una altura específica, de forma tal que las térmicas que vienen subiendo por ser más calientes que el aire alrededor, se encuentran con este aire caliente y se detienen abruptamente… como cuando vemos una columna de humo que repentinamente se choca contra um techo invisible y se aplana) nomse ha roto.

Nos represamos en la parte alta de la inversión y estamos ala con ala con los mejores pilotos del mundo…

Como que me voy creyendo el cuento.

Con 40 minutos mas para esperar el primer start, empezamos a movernos hacia el sur en busca de una mejor posición. Entonces, como un baldado de agua fría – probablemente por una mala línea – empiezo a caerme del cielo mientras los demás parecen sostenerse mágicamente sobre mi.

Llegamos a otra zona de espera y estoy ahora 300 valiosísimos metros debajo de los mejores. Trato de no deprimirme. Busco alas conocidas para ver quién mas está con mi mala suerte. David Brito, Tom Weissenberg… quizas Filippo. No estoy tan solo.

Suena la salida del primer start (13:45) y sólo por si las moscas, me aseguro marcarlo. Con un ojo mirando hacia arriba no logro reconocer a los fuertes pero veo que muy pocos se aventuran em este primer reloj.

Reprogramamos los computadores (2) para la segunda salida.

Contamos con 15 minutos extra para tratar de escapar de las descendentes y encontrar un nuevo núcleo que nos saque de allí.

Encontramos ese ascenso, pero un poco tarde. Suena la segunda salida y aun estamos bajos pero subiendo bien. Un grupo de pilotos toma la salida delante y nos cruzamos. Tom hace su movida y lo secundo, marcando la salida con 5 minutos de retraso, pero con altura suficiente para escapar del valle de paraná y hacia el planalto. Por unos segundos pienso en esperar al último start, solo 10 minutos, pero decido correr un poco retrasado que esperar con la incertidumbre de volver a caerme antes del tercer start.

Hay varios pilotos delante marcando el paso y logramos acelerar saltando algunas térmicas que parecen muy débiles para el día.

Encontramos unos buenos ascensos pero no nos detenemos mucho en ellos mientras no conectemos al grupo que nos antecede.

Nos separamos provisionalmente después de la primera baliza, y seguimos una línea mas recta, escapando a un grupo pequeño de pilotos que prefieren mantenerse sobre la floresta bajo unos tímidos cúmulos.

Bajo un cielo azul, con ascensos de +4m/s empiezo a preocuparme por las alturas.

Se dispara la primera alarma de altura (2.950 mts) pero estoy lejos de la zona de la esplanada. Empiezo a poner un ojo en la segunda alarma. 200 mts antes del límite decido que es suficientemente cerca y empiezo a avanzar. El ala sigue subiendo y me toma por sorpresa la segunda alarma… acelero a 100 kph para mantenerme por debajo. Con 300 mts de márgen vuelvo al modo delfín (acelerar y desacelerar en forma dinámica conforme al movimiento vertical del aire).

Está temprano. Todavía hay condiciones fuertes. Conecto nuevamente con un grupo a poco mas de 20 km de la meta y nos tomamos un ascenso casi hasta el límite de altura. El planeo requerido es 17:1 para la meta.

Veo cómo se frenan algunos pilotos, para optimizar su altura. Yo decido creerle al día y continúo avanzando rápido, quemando altura, c9nfiando en un último ascenso.

Llegamos a la cima antes del lago cuando varios pilotos arrancan altos hacia la meta. De allí son 14 km. Estoy bajo con otro grupo de pilotos represados.

Empiezo a acercarme al lago y veo que algunos pilotos que están conmigo deciden retroceder un kilómetro a un ascenso que marcan otros pilotos.

Veo números positivos. Sé que ya tengo la meta pero quiero asegurar un poco mas de altura para entrar con más velocidad.

Cruzando el lago veo un ala a mi izquierda un poco más alta y delante (Grant Crossingham) y otra a mi derecha más alta y más adelante (Filippo Oppici) .

Detrás viene otro grupo cerca de 500 mts de diatancia. Debo mantener el ritmo.

Veo la meta. La tengo asegurada. Creo poder superar a Grant, a mi izquierda, pero creo estar entre los 15 del día y por un puesto y unos segundos prefiero los metros extra para aproximar.

Veo pasar a Filippo la línea de meta y desacelerar para la esplanada. Hago lo mismo y llego con +150 metros para un patrón tranquilo.

Llegan otras alas por mi derecha, más rápido y bajo, pero creo que he entrado primero que ellos.

Aterrizamos perfecto (mi mejor aterrizaje de todo el evento, para cerrar con broche de oro), justo detrás de Tom Weissenberg.

Me entero después que sólo dos o tres pilotos habían llegando antes a la meta y solo unos minutos antes que nosotros, pero que habían tomado la primera salida. Resulta que Filippo y Grant entraron 1 y 2 del día, y yo me quedo con el tercer lugar. Si hubiese sabido que estábamos así de bien, hubiese pasado a Grant y quizas miy cerca de Filippo, quemando por lo menos otros 80 mts.

Sólo 9 segundos me separan del primer puesto y 1 segundo del segundo puesto. Increíble final.

Muy contento con mi desempeño del día. Hasta ahora mi mejor ubicación en una prueba de un Mundial.

El resultado me permite recuperar 4 lugares en la general, escalando al puesto 31.

En la general Petr Benz le ganaría a los italianos y se haría con el campeonato mundial. Un bacán.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Brasilia 2017 – Día 9

  1. oskrmorales dijo:

    Que maravilla compartir el cielo con esos super pilotos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s