El Peñon Classic Race 2018 – Día 4

Penúltimo día de competencia. La última oportunidad para hacer una prueba “cojonuda”.

El pronóstico meteorológico muestra techos altos y convergencia por encima de 4500 mts, rumbo al volcán nevado de Toluca.

Obviamemte no presionamos tan fuerte y optamos por un radiode 9 km alrededor de la cima, que noa obligaría a tomar la baliza a 3.400 mts.

Despegamos un poco tarde, alrededor de las 12:30, pero no tardamos en acomodarnos para el primer start a las 13:00. Tomamos la salida con 8 segundos y nos enfilamos a la primera baliza. Potro (piloto local) se desboca y me pasa por debajo, marcando primero la baliza, pero de regreso a la Mesa ha quemado mucha altura y se atora un poco.

Hacemos un pequeño pero interesante grupo de avanzada con Rudy, Pony y Clutch. Los dos mas jóvenes no paran de atacar, tomando siempre la iniciativa y haciéndonos avanzar.

Buscando la convergencia, cruzamos por tres líneas distintas hacia Los Saucos (baliza obligada) siendo otra vez la de Rudy la que mejor funciona.

No obstante nos nivelamos en los ascensos antes de movernos nuevamente, y es Pony quien hace la primera escapada hacia Monarca.

Rudy se desvía hacia una nube y yo quedo desconcertado en medio sin decidirme por ninguno de los dos.

Me detengo en un incipiente ascenso y todos parecemos separarnos. Rudy se detiene un par de kilómetros detras pero no es opción regresar allí.

Finalmente Pony, que está unos 100 metros mas alto, decide abandonar las Monarca rumbo al valle de San Francisco, y se queda atorado bajo. Yo me arriesgo regresando contra el viento hacia el venturi de la carretera, buacando una nube más saludable.

Rudy y Clutch, con apenas algo de altura sobre Monarca se van hacia Corral de Piedra, la siguiente montaña, que los deja peligrosamente bajos sobre un vallecito a más de 3000 mts, luchando por remontar.

Mi decisión de volver empieza a dar frutos justo cuando Potro nos da alcance. Me coordino con él, y empezamos a avanzar mucho mas altos que el grupo de punta.

Dejamos atrás a Rudy y a Clutch, quien se aterrizaría allí, y empezamos a liderar hacia la parte mas alta de la siguiente baliza antes del volcán.

La marco y me adentro casi 500 mts mas con la eaperanza de conectar con unas buenas nubes pero no lo logro y de nuevo regreso donde Potro que está marcando un buen ascenso.

Ganamos 4000 mts conectando la base de la nube y avanzamos hacia el volcán.

El radio de 9 km resulta inadecuado al obligarnos remontar una última montaña llena de pinos y tomar el radio en el sotavento (rotor). Llego ligeramente por encima de la cima y me sostengo en algo mientras que Potro llega 50 metros mas bajo y decide escapar de los malos aterrizaderos y se enfila hacia San Francisco. No lo volvería a ver.

Trabajo un rato una incipiente turbulencia y cuando logro coordinar un ascenso, llega Fabián Gremión debajo de mi.

Subimos juntos y marcamos la baliza casi en el mismo momento.

22 km nos separan de la meta pero el viento es de 18km/h de frente y el computador no para de decirme qie necesito 900 mts más.

En lugar de enfilarnos derecho hacia la meta, prefiero una línea a la iquierda, directamente contra el viento pero hacia dos o tres nubes alineadas.

La última de ellas me pone a 14 km de la meta y con un 8:1 de planeo requerido.

No recuerdo muy bien el sitio de meta y no logro reconocerlo desde aquí, pero trato de mantener altura para no enredarme en el último planeo.

Una fuerte térmica me invita a detenerme tres o cuatro giros mas, y ya es obvio que tengo la meta sin problemas.

Cuando finalmente la reconozco, acelero brazos extendidos y trato de mantener el ritmo hasta el final.

1h 56m y un promedio de poco menos de 35km/h me deja de primero en la meta, seguido por Fabián Gremión 5 minutos más tarde.

Rudy se queda atorado en la baliza del volcán y para cuando logra marcarla, la línea de convergencia que usamos Fabián y yo ya no está ahí, por lo que regresaría casi por la ruta por la que llega, bastante más extensa, y que finalmente lo ponen en la meta en 3h 3m.

Nadie más llegaría este día a la meta, y a pesar de que la última parte del vuelo fue bastante difícil y técnica, los pilotos quedaron muy contentos con la experiencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s