Premundial de Ala Delta Italia 2018 – Día 2

Mismo despegue de Meduno. 53 km de carreteras serperteantes en excelente estado pero muy estrechas, nos llevan en poco más de 1 hora por la ruta corta panorámica. Ani y Yuji (Japonés que estamos moviendo hasta el despegue) no la disfrutan tanto por resultar bastante mareadora, pero el paisaje de los alpes italianos resulta sobrecogedor, y eso que todavía no hemos visitado las Dolomitas.

Las condiciones meteorológicas son mas prometedoras. Deciden una ida y vuelta al occidente, de 133 km de distancia.

Con una primera carrera a las 13:35 y la segunda a las 14:05.

El cilindro de salida pareciera haber sido definido con malicia italiana. No dan muchas explicaciones al respecto de la estrategia a usar pero misteriosamente han decidido que sea un cilindro de entrada con una baliza interna que no coincide con la baliza del start por lo que está ligeramente descentrada y ofrece un punto óptimo ubicado alpes adentro.

Despego entre los 5 primeros pilotos de competencia, 1 hora antes del start.

Aprovecho para subir sin tráfico y sin estrés y me acomodo en un patrón de espera mientras analizo un poco cómo ubicarme para el start.

Empiezo a creer que lo mejor es aprovechar la altura y la posición estratégica de despegar temprano para moverme a la siguiente cordillera al occidente. No quiero equivocarme solo así que espero a que algún conocido esté pensando lo mismo y nos aventuremos juntos. Tom Weisemberg hace su movida y lo secundo muu de cerca.

Cuando empezamos a conectar unos buenos ascensos mas altos y consistentes en una cordillera mas alta, la línea nos mete mas en el cilindro de salida. Debemos entonces volar mucho mas adentro de lo que en mi cordura se me ocurriría, pero entonces reconozco a Manfred, Christian, Tom y Balaz… No les voy a soltar la rueda. Alpes adentro con los locales, sin mirar mucho hacia atrás pero con el cerebro algo tostado esperando ese rotor de sotavento al pasar cualquiera de los filos….

Finalmente llegamos al punto perfecto con 10 minutos para esperar, y simplemente nos coordinamos rodeando la nube mientras el reloj avanza.

Somos 6 u 8 alas nada mas en esta posición, que se me antoja la más estratégica pero que necesitaba mecesariamente de conocimiento local y de tiempo para llegar a ella. Muchos otros pilotos ni siquiera tuvieron la oportunidad de ubicarse antes del primer start.

Esta vez tengo suerte.

Inicia la carrera y arrancamos en punta, ala con ala con Manfred, Christian y Balaz. No pienso aflojar ni un segundo y el ala está respondiendo bien. Christian apenas parece superarme por uno o dos kilómetros por hora. Marcamos la primera baliza y giramos hacia el occidente.

Christian acelera un poco y yo empiezo a rezagarme. Llegamos a una buena térmica y desacelero mientras Manfred se detiene sobre mi, pero Balaz y Christia siguen de largo. Mi estilo de vuelo me haría detenerme allí pero decido seguir de largo aprendiendo un poco sobre el estilo de vuelo para esta área.

Me empiezo a sentir incómodo con la altura y desacelero cada que el variómetro muestra algo.

Los nervios me pueden. Christian ya me lleva mas de 500 mts de distancia y no parece detenerse. Yo saco la mano y me detengo en un triste ascenso. No llevo 100 mts recuperados cuando me pasa Manfred por encima unos 300 mts mas alto. Nada que hacer. Escojo mal mi parada y le pierdo la rueda al grupo.

Empiezo a retrasarme mientras trato de retomar la altura, y veo cómonme dan alcance por debajo muchos otros pilotos.

Trato de hacer mi vuelo y no hacer tonterías.

Llegando a la baliza occidental veo a Tom desviarse hacia la cordillera al norte, en lugar de salir directo a la baliza. Me desvío con el y la línea funciona muy bien, pero también se me escapa mas alto.

Otro grupo trata de pasarnos por el sur en línea directa a la baliza pero no parecen estar teniendo tanto éxito.

Para cuando la marcamos e iniciamos el regreso, quedamos debajo de la cordillera y no logramos coger la convergencia en el filo, sino uma incipiente dinámica que nos motiva a continuar avamzando si perder mucha altura pero sin ganar la necesaria para acomodarnos en una buena línea.

Me dan alcance por lo menos 4 o 5 Aeros. Trato de seguirles el paso en el regreso contra el viento, y realmemte van presionando. Me cuesta bastante y el desgaste físico está agotándome por completo.

Dado el frenético paso al que vamos, no he tenido tiempp de beber algo de agua y quizás esté algo deshidratado, lo que para nada contribuye a tener buenas decisiones.

El computador me reporta -2000, que rápidamente descompongo en 5 térmicas para asegurar la meta.

Empezamos a encontrar ascensos más consistentes pero mi grupo también está igualmente parejo. Nadie parece aflojar y todos subimos a la misma velocidad.

Un último buen ascenso pasando el despegue nos deja con números positivos.y entonces, probablemente por el cansancio, por la falta de análisis o por todas las anteriores, se me mete en la cabeza que debo pasar la única zona prohibida por el sur, y rodearla por el oriente ya que por encima no nos da.

Me separo del grupo que prefieren volar a un nuevo ascenso y empiezo a atacar contra el viento para rodear el espacio aéreo de protección de aves.

Tomo un ascenso mediocre justo antes de rodearlo y entonces lo veo… la línea de carrera pasa por el occidente de la zona probibida. Estoy apenas con altura para superar la montaña y a pesar de que voy con cola los instrumentos ya no me muestran casi márgen sobre la meta. 8km por volar y dicen que llego con 30 mts… muy bajo. No quiero arriesgar tontamente y menos ahora que creo haber perdido varias posiciones por mi decisión solitaria. Me detengo en lo primero que sube junto al rio y me compro 100 mts sobre la meta. Ahora si, me aventuro y llego con esos 100 metros, entrando en el 12vo lugar del día. Al parecer mi decisión no fue tan tonta como parecía.

En la tabla general escalo al puesto 15, con el que estoy más que contento, dado el impresionante nivel de vuelo de los participantes, aunando al conocimiento local de la zona.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Premundial de Ala Delta Italia 2018 – Día 2

  1. Alejandro Riera dijo:

    Excelente narración!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s