Canoa 2018. Día -3

Después de 2 ó 3 años sin volver, una pequeña delegación de pilotos colombianos hacemos maletas para participar en otra edición del campeonato”Ridge Race” en Canoa, Ecuador.

En esta oportunidad en mi carro viajamos con los chiquitos… Iván Monsalve y Alejandr Hoyos me acompañan en la travesía de 1450 km desde Medellín hasta Canoa.

Salimos a las 3:15 am del sábado 27 de octubre, y luego de esperar un poco a Alejandro para que abordara nueatro vehículo en La Pintada, estamos rumbo al sur.

Llegamos a una frontera con Ecuador, completamente colapsada por el éxodo migratorio de venezolanos que escapan de su país, recorriendo Colombia a pié incluso, y rumbo a Perú en busca de un nuevo comienzo.

Muy dura la experiencia.

1h30m mas tarde logramos registrarnos en inmigración de Ecuador, junto con el vehículo, y noa adentramos en este amigable país vecino.

Las carreteras siempre han sido un increible ejemplo de progreso y Ecuador la tiene clara en ese aspecto.

Paramos a dormir en Otavalo a la media noche para recargar energías por lo menos hasta las 6 am del domingo, e iniciamos el segundo trayecto de unbpoco mas de 600 km que logramos cubrir en poco mas de 7 horas, con una agradable parada a desayunar incluida.

Para la 1:30 pm ya estamos instalados en el hotel Canoa Mar.

Es todavía temprano, con 3 días previo al inicio de competencia así que no hay pilotos locales aun en la zona a excepción de Mauricio, del hotel Shanti, que nos acompaña al despegue.

Por un problema de descoordinación, Alejo no tiene su ala consigo aun, por lo que nos acompaña a Ivan y a mi a un vuelo de reconocimiento.

Me ubico delante en rampa, tratando de despegar de la parte mas alta, y un poquito sobreconfiado para tratar de darles un parte de tranquilidad a Ivan y a Alejo, pero termino haciendo todo lo contrario con un aparatoso despegue que casi aborto, corriendo como loco y corrigiendo un viraje que se inició desde el segundo paso. -Pilas con el exceso de confianza. Este es uno de los despegues más críticos y así uno que otro resulten completamente naturales y fluidos, hay que tratarlos todos con recelo y esperando lo peor.

Hay viento fuerte del sur occidente y las condiciones son ideales. La marea está subiendo y se encuentra casi en su punto mas alto.

Jugamos un rato pasando 3 ó 4 veces por el despegue a +80kph y luego volando hacia el mar y regresando con viento de cola acelerando a casi 150kph gps.

Entreno una vuelta al circuito tomando el start, y volando conservador con 20 metros de margen mas o menos, cerrando en 20m35s hasta el despegue.

Es suficiente estrés para el primer día, y el agotamiento del viaje, entonces luego de 1h30m de aire marino, nos vamos a aterrizar sin mucha elegancia ni gracia justo al sur del casco urbano (Wonderland).

Ivan aterriza segundos mas tarde, como todo un campeón.

Hoy deben llegar mas tarde otros pilotos colombianos.

Por los ciclos de mareas proyectados para la semana, vamos a tener el jueves

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s